Pymes compiten por fondos

Foto: Cortesía

Empresarios deben prepararse para acceder a un financiamiento.

Luego de haber incubando por seis meses su proyecto de oficinas virtuales en la Cámara Nacional de Comercio de Villahermosa Tabasco, Víctor Manuel Pérez salió en busca de un financiamiento que, en la organización a la que pertenecía, le aseguraron que sería de aproximadamente 300,000 pesos sin necesidad de garantías, para dar inicio a su negocio.

“Al llegar a Bansefi nos dijeron que sólo nos podían apoyar con 100,000 pesos y nos solicitaron garantías prendarías, y al no ponerse de acuerdo la Cámara con la financiera en el monto y los requisitos, nos negaron el apoyo”, explicó el empresario.

Los fondos que le fueron negados a Víctor, aseguró fueron de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tabasco, destinados a proyectos productivos de innovación.

“En la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE) estamos preocupados porque los fondos de innovación año con año han disminuido en tasas no menores a 20%, eso es una responsabilidad compartida entre el Ejecutivo, que es quien propone el monto del presupuesto, y los congresistas que son quienes lo aprueban”, explicó Tonatiuh Salinas Muñoz, presidente de la Asociación.

Al respecto Jana Nieto, secretaria Administrativa del Fondo de Innovación Tecnológica (FIT), dijo que a través de este fondo, durante el 2009 se otorgaron 61 millones de pesos para apoyar a proyectos tecnológicos; 644. 3 millones en el 2010 y 288 millones durante el 2011.

De acuerdo al artículo 9 de la Ley de Ciencia y Tecnología, es necesario destinar 1% del presupuesto federal para el desarrollo en este rubro; sin embargo, la AMSDE aseguró que este año se destinó 0.43% de lo que la ley dicta.

Más valor

Una de las principales estrategias de fortalecimiento a los comercios mexicanos por parte de la Secretaría para la Pequeña y Mediana Empresa (Spyme) son los apoyos para el desarrollo de procesos innovadores en los negocios.

“Del total de empresarios que solicitan apoyo financiero, 80% lo obtiene; 20% de los proyectos restantes no es beneficiado por estos fondos debido a que no cumplen con los requisitos que se solicitan”, explicó Jana Nieto.

Desde la creación del FIT SE-Conacyt, en el 2007 a la fecha, se han apoyado 517 proyectos de mipymes con un monto de 1,000 millones de pesos y se han beneficiado en mayor parte el Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León y Guanajuato; “sin embargo, nosotros no decidimos a qué estado destinar una mayor cantidad de recursos; eso depende de la demanda que hagan los empresarios”, aseguró.

Monetizar la creatividad

Incrementar la competitividad de una empresa requiere que los empresarios estén informados, para que identifiquen las necesidades del mercado meta al que pretenden llegar y ofrezcan propuestas de valor.

“No obstante, en México el nivel de innovación es bajo porque tenemos debilidades en educación y los estímulos que se dan para desarrollarla no son suficientes”, afirmó Tania González, investigadora de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Teniendo en cuenta que la innovación implica realizar una mejora en los productos ofrecidos en el mercado, Ricardo Zermeño González, director general de Select, destacó que no siempre involucra el uso de tecnología o la inversión de grandes cantidades de dinero.

“Los empresarios deben entender que la innovación es la forma en que se compite mejor, pero no necesariamente implica grandes inversiones económicas y los ayuda a distinguirse de la competencia”, explicó Zermeño.

Tonatiuh Salinas enfatizó que “el gobierno debe otorgar estímulos fiscales a las pymes para que generen dicha innovación”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo y Alberto Moreno