Protege tu hogar, adquiere un seguro contra robo

Foto: Archivo/Eleconomista.mx

Te defiende de cualquier evento que pueda dañar tu patrimonio

¿Qué tan importante es para ti tu hogar? ¿Crees que es fundamental tenerlo protegido? En México, los riesgos a los que está expuesta una vivienda son cada vez mayores debido a la delincuencia y los desastres naturales, pero se puede evitar dolores de cabeza si contrata un seguro de hogar.

Arturo González Briseño, director de Oferta Territorial de AXA, explicó que un seguro para el hogar es un instrumento que protege a las personas ante diversos eventos que pueden dañar o destruir su patrimonio; su cobertura abarca daños materiales (bienes físicos), daños a los propietarios del inmueble y daños a terceros.

La póliza protege tu hogar contra imprevistos como robo, daños por inundaciones o incendios, accidentes dentro o fuera del hogar, así como desastres naturales (huracanes, temblores, granizo, entre otros).

“Un seguro de hogar es un instrumento que te ofrece certidumbre económica a quien lo contrata. Es una excelente inversión, pero es un muy importante conocer las condiciones bajo las cuales opera para hacerlo efectivo”, explicó González Briseño.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el país sólo está asegurado 5% de las casas, a pesar de que el robo a casa-habitación es el único delito de alto impacto que las autoridades de distintas entidades no han podido abatir.

En el Distrito Federal incluso presentó un incremento alrededor de 12% en el último año, al pasar de 611 a 686, según cifras del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

Un seguro contra robos

Cuando una familia está interesada en la protección que brinda la póliza contra robos, debe preguntar a la aseguradora qué contenidos del hogar se amparan, cuáles se excluyen y cuál es el procedimiento para lograr la reposición de sus pertenecias.

Algunas aseguradoras, para hacer válida la reclamación, solicitan que haya violencia material, física, moral o psicológica dentro de la vivienda, explicó Francisco Irena, director de Riesgo Sencillo de Mapfre Seguros.

“La póliza de seguros puede cubrir todo el mobiliario: ropa, libros, joyería, obras de arte, artículos deportivos o de cómputo, instrumentos musicales y, en general, todo objeto que sirva para el uso ordinario de una familia”, explicó.

No obstante, se recomienda que en caso de que posea bienes de colección como joyas u obras de arte con un valor mayor a 12,000 pesos se reporten de manera detallada a la aseguradora desde un principio e incluso se anexe una fotografía del objeto.

¿Cuál es su costo?

Contratar un seguro para vivienda tiene un costo entre 1,500 y 8,000 pesos anuales. El monto dependerá de la zona, el riesgo sísmico, la exposición a huracanes, el índice delictivo y el tipo de cobertura que desee.

Por ejemplo, si quieres asegurar un inmueble por 900,000 pesos, la póliza costará entre 500 y 4,000 pesos anuales para obtener las coberturas contra riesgos naturales (no incluye robo ni responsabilidad civil), según la ubicación en que se encuentre.

Si deseas las coberturas de robo y responsabilidad civil, la póliza se incrementará según la suma por la que se asegure el contenido de la casa. Al año, se puede pagar hasta 8,000 pesos si elige la cobertura más amplia.

¿Qué excluye la póliza?

En la mayoría de los seguros quedan excluidos los siguientes bienes:

  1. Lingotes de oro, plata y pedrería que no esté montada.
  2. Naves aéreas, vehículos automotores y objetos que se encuentren parcialmente o bajo el agua, como lanchas o motores fuera de borda.
  3. Aparatos que hayan sido soldados, parchados en cualquier forma o reparados provisionalmente.
  4. Colecciones de monedas, animales vivos, billetes de lotería y calcomanías de verificación vehicular
  5. Cualquier contenido para fines comerciales de la profesión u ocupación del contratante.

¿Debo declarar mis bienes a la aseguradora?

En una cobertura como es el caso de robo no es necesario declarar los costos totales de los bienes, pero se recomienda declarar un monto suficiente que sirva para afrontar una pérdida. Para este caso la compañía aseguradora responderá por robo hasta el valor contratado, suma asegurada, de los bienes.

“En caso de un seguro contratado con Mapfre, puedes iniciar la reclamación de un bien robado a partir de una fotografía que muestre el artículo en caso de no contar con la factura, pero lo recomendable es tenerla”, mencionó Francisco Irena.

La mayoría de las compañías opta por sustituir o pagar los bienes dañados. Por lo general se paga a través de un cheque.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alejandro Cruz, El Economista