Información de las empresas en riesgo constante

Foto: Especial

Sólo 43% de ellas protege su infraestructura en TI: B2B y Kaspersky

La seguridad en los sistemas de información ha sido un tópico recurrente en las discusiones empresariales, toda vez que la actividad de los criminales cibernéticos ha puesto en jaque a compañías de todo el planeta. No resulta extraño entonces que hasta noviembre de 2012, 82% de las empresas contara con soluciones de protección antimalware y que 80% utilizara tecnología antispam, de acuerdo con datos de Kaspersky Lab y B2B Internacional.

Sin embargo, como perfectamente refiere la firma de software especializado en amenazas virtuales, con el paso del tiempo los hampones digitales mejoran la calidad de sus malware, incluyen técnicas de ingeniería social y exploits, capitalizan vulnerabilidades desconocidas por los negocios (cero day) y despliegan ataques masivos contra usuarios particulares y corporativos.

Muestra de ello es que hoy en día, se detectan en promedio 200 mil nuevos programas malintencionados cada 24 horas y 72% de todos los mensajes de correo electrónico son spam, condiciones que adquieren tintes de gravedad si no se cuenta con protección actualizada, lo cual pone en riesgo la información sensible de las empresas.

En este escenario, el obvio desafío tiene que ver con la necesidad de actualizar la tecnología empleada para neutralizar los embates, que cada vez se vuelven más complejos y efectivos. No obstante, según las conclusiones de un estudio ejecutado por la agencia de análisis B2B Internacional, el panorama no es promisorio.

Y es que a pesar de la relevancia de acciones estratégicas como: el cifrado, la prevención automática de exploits, la vigilancia de sistema, el emulador de script y la restricción de actividades no relacionadas al trabajo del empleado (con control de acceso a la red corporativa, dispositivos, aplicaciones e internet); sólo la tercera parte de las compañías incluidas en la investigación encripta sus paquetes corporativos.

Por si fuera poco, únicamente 43% de los entrevistados usa sistemas que detectan impactos contra su infraestructura TI (IPS/IDS), al tiempo que 15% ni siquiera sabe que existen dichos sistemas o no está interesado en utilizarlos. Para completar el cuadro, menos de la mitad de las compañías analizadas controlan el uso de dispositivos externos o aplicaciones de terceros, y sólo el 55% despliega tecnología NAC.

La tendencia es clara y si las empresas no hacen conciencia al respecto, el futuro habrá de tornarse oscuro. Por ahora, concluye el estudio, cerca de 20% de los evaluados se plantea incorporar tecnologías de protección novedosas antes de que culmine este año.

[email protected]

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción