Las propuestas para hacer frente al crimen trasnacional

Foto EE: Archivo

Los cuatro candidatos a la Presidencia presentaron sus propuestas para hacer frente al crimen trasnacional y atender la seguridad fronteriza, que van desde el combate a la pobreza, blindar las aduanas, hasta abrir una discusión nacional para revisar si se debe o no legalizar la mariguana.

La ciudadana Teresa Reynaga, de 72 años, preguntó cómo terminar con el abuso que sufren los migrantes por parte de autoridades y delincuencia organizada.

Andrés Manuel López Obrador sostuvo que “la violencia no se puede combatir con violencia” y afirmó que la estrategia en materia de seguridad de los gobiernos del PAN y del PRI “ha sido fallida”.

Aseguró también que la peor plaga del país es el ladrón de cuello blanco, es decir, los políticos corruptos. Propuso impulsar la producción de alimentos en México, como la siembra de maíz, la generación de empleos y el combate a la corrupción.

Para el fundador de Morena, al atacar la corrupción se puede reducir el problema de los cultivos ilegales, como la amapola. “El campo se abandonó (...) La mejor manera de enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia, para mí, es combatir la pobreza y acabar con la corrupción”.

José Antonio Meade reclamó a López Obrador la candidatura de Nestora Salgado a la Cámara Alta: “Va a ser senadora plurinominal de Morena, una secuestradora que quedó libre por una falla en la justicia. Esto, Andrés Manuel, queda en tu conciencia”, arrojó de frente a su oponente.

Meade sostuvo que parte del problema de violencia en nuestro país tiene que ver con el tráfico de armas e impunidad. Asimismo, dijo que se requiere seguir la pista del dinero para que no llegue a la delincuencia organizada.

Por su parte, Ricardo Anaya Cortés expresó que para que exista seguridad es necesario combatir la corrupción. Tras la insistencia de la periodista Yuriria Sierra sobre si aprobaría la legalización de la mariguana; el panista declaró: “No creo en lo absoluto que en este momento legalizar una droga vaya a resolver los problemas de violencia en nuestro país”.

A pesar de que Anaya Cortés negó que siguiera la misma estrategia del actual presidente de México en relación con el estudio de la legalización de las drogas, dijo que desea abrir un debate sin prejuicios, con criterios técnicos.

En tanto, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón retomó su propuesta de “mocharle la mano” a los corruptos, pero en esta ocasión al referirse a los agentes aduanales. Refirió que la inseguridad fronteriza se debe a que existe corrupción por parte de la Secretaría de Hacienda.

ana.langner@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Ana Langner /El Economista