Pronafim impulsa microseguros en zonas desatendidas por la banca comercial

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Dinámica, talentosa y siempre innovadora, María del Carmen Díaz Amador continúa trabajando arduamente, como lo viene haciendo desde hace ya nueve años, para consolidar el sector microfinanciero y apoyar a la población que vive en zonas de alta marginación social. El objetivo es que estas personas puedan desarrollar pequeños negocios y proyectos productivos, capaces de generar empleos y su autosustentabilidad.

La Coordinadora General del Programa de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) ha sabido vencer todos los problemas que ha ido encontrando a su paso al frente del organismo. Gradualmente ha logrado ampliar la cobertura y encontrar nuevos mecanismos, más ágiles y confiables, para llevar microcréditos a lugares en donde los bancos ni siquiera se asoman. Desde que el Pronafim inició su operación en el 2001 ha logrado canalizar casi 3 millones de microcréditos por un monto que se aproxima a los 1,500 millones de pesos.

Anualmente, el Pronafim canaliza cerca de medio millón de créditos a pequeños proyectos en cientos de comunidades marginadas. Lo extraordinario del programa es que su tasa de recuperación es superior a 95%, lo que significa que por cada peso invertido se recuperan al menos 95 centavos en promedio. Otro de los factores importantes es que más de 80% de los beneficiarios es mujer, lo que expresa el gran interés de este género por contribuir al ingreso familiar, así como la responsabilidad con que actúan para pagar los créditos que reciben.

Con cerca de 140 microfinancieras incorporadas al programa, Díaz Amador ha logrado cubrir ya la totalidad de las entidades federativas del país. Esto ha sido posible por la capacitación de cerca de 8,000 trabajadores de dichas organizaciones, lo que ha hecho que el programa avance sobre bases firmes y duraderas.

Hacia la consolidación

Innovadora, dinámica y responsable como es, la Coordinadora General del Pronafim ha trabajado desde el año pasado en la consolidación de su programa de microseguros, que inició durante el segundo semestre del 2009 con programas piloto en Oaxaca y Veracruz. Con 145,000 miembros protegidos hasta el momento, el seguro de vida que funciona actualmente cubre a la familia del beneficiario del crédito por tan sólo 10 pesos al mes. En caso de muerte del beneficiario, el seguro se encarga de la liquidación del saldo del deudor más la entrega de 10,000 pesos por cada miembro de la familia que hubiese fallecido.

Después de rediseñar por completo esta estrategia, María del Carmen Díaz Amador anunciará próximamente el inicio de la cobertura nacional del programa, con la incorporación de agentes especializados en microseguros en toda la República. Además de esta expansión, la Coordinadora General del Pronafim presentará, probablemente hacia finales del año, su nuevo microseguro de daños, mismo que permitirá proteger los bienes y pertenencias de las personas que sean afectados por desastres naturales, como los ocurridos este año en Michoacán, Estado de México, Baja California, Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Muchos logros y nuevos programas, buen año sin duda para esta gran mujer.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alejandro González