ProMéxico sugiere tomar precauciones

Archivo/Eleconomista.mx

Evita pérdidas ante la volatilidad en el tipo de cambio

El gobierno federal estimó que los cambios en la fluctuación del peso frente al dólar no afectarán en general a las empresas mexicanas que realizan comercio exterior.

“La exportación se acelera cuando vienen ese tipo de situaciones, pero lo que hay que ver es si esta paridad va a permanecer o se va a estabilizar, y hay mecanismos para precisamente manejar esta volatilidad, como los contratos a futuro”, opinó Carlos Guzmán, director general de ProMéxico.

Las coberturas se emplean comúnmente por las empresas multinacionales, que son las que realizan gran parte del comercio exterior.

El peso perdió 3.26% para cotizar en 13.84 pesos por dólar, afectado por el temor de que la economía global esté en camino de una recesión.

Gran parte de las empresas que realizan comercio exterior desde México tienen la dualidad de importar insumos y exportar bienes finales, lo que compensa en cierta medida las fluctuaciones del tipo de cambio.

“Es un tema temporal en el sentido de que México es una economía abierta y está sujeta a la demanda de la divisa y entonces eso sucede cuando tenemos volatilidad en los mercados”, agregó Guzmán.

Gabriela Siller Pagaza, analista de Base Casa de Bolsa, expuso que el ritmo en que se ha depreciado el peso abre la puerta a nuevos incrementos en el tipo de cambio, para alcanzar niveles probablemente de 14.30, “si persiste la incertidumbre en las siguientes semanas”.

Según su perspectiva, la volatilidad continuará el resto del año, ya que la situación de Grecia no se arreglará en el corto plazo.

“No obstante, los niveles actuales del tipo de cambio se consideran una sobrerreacción del mercado, por lo que se espera que después del pico actual, se regrese a niveles cercanos a los 13 pesos por dólar, aunque con movimientos erráticos por lo que se sugiere la toma de coberturas”, puntualizó.

El comportamiento reciente del dólar sugiere una mayor expectativa para cierre de año. Antes se preveía cerrar el 2011 en cotizaciones cercanas a 12.30 pesos y ahora el nuevo pronóstico de Base es de 13 pesos por dólar.

[email protected]

CRÉDITO: 
Roberto Morales, El Economista