Practica el proceso de la riqueza

Foto: Cortesía

Consejos para tener éxito con tus ingresos y finanzas

Es sabido que nadie se hace rico noche a la mañana. Algunos tienen una familia adinerada con la capacidad de perpetuar esa herencia si se los proponen, otros obtienen grandes ingresos a través de conquistas diarias acumuladas de años o décadas y que pretender continuar así, todo depende del talento para manejar el dinero.

Antes de continuar quiero dejar en claro que es importante considerar que convertirse en una persona millonaria no sólo es tener un ingreso mensual alto o por el alto nivel de consumo que se dilapida. En estos casos, la riqueza más que momentánea, es una falsa riqueza.

Tener éxito en tus ingresos, se trata más bien de ser independiente económicamente y con finanzas acumulables, que es una visión que necesita ser tomada en cuenta en nuestros días. Para ello les presento los siguientes cinco puntos que considero importantes en la construcción de una planificación financiera sólida.

En mi experiencia, he visto a muchas personas están interesadas en saber cómo invertir su dinero, pero la inversión sólo pertenece a una parte del proceso de enriquecimiento, detrás de ello existen otros factores que no son considerados, por eso te propongo seguir los siguientes puntos que a continuación te comparto.

1. Etapa de la convicción personal. Convéncete de que es posible y necesario cambiar la vida financiera, pues uno de los principales problemas es que no se prevé cómo acumular riqueza. ¿Cuántas personas habrán que creen que el dinero es una de las principales causas del fracaso de la gestión financiera personal? Para ser ricos en el futuro hay que pensar así ahora. Debe convencerse de que no importa cuánto ganas, tú puedes planear tu vida financiera de una manera racional y lograr metas que no concibes aún.

2. Etapa de conocimiento financiero. Después de reconocer la importancia de la educación financiera, surge la necesidad de conocer algunos conceptos financieros básicos para administrar tu capital. Entender la diferencia en el balance general y flujo de caja, por ejemplo, son conceptos esenciales del éxito financiero. Para ello, tienes que encontrar una buena fuente de información que te permitirá a ti y tu familia a tomar de decisiones día a día. Saber cómo manejar sus ingresos y gastos en una simple hoja de cálculo, también forman parte de este paso.

3. Fijación de metas. Como las finanzas personales dependen en gran medida una buena planificación, la falta de metas a menudo trae consecuencias perjudiciales. En lo personal, uso la palabra inspiración porque las metas que nos fijamos con actitud son más racionales. Tener metas es fundamental para motivarte a ahorrar dinero.

4. Cambio de hábitos. Después de convencernos de que debemos cambiar la forma en que maneja el dinero, haber adquirido los conocimientos básicos y definir los objetivos financieros, debe hacerse un cambio de hábitos en la práctica. Esto significa ser capaz de vivir dentro de un estable nivel de vida. La eliminación de gastos superfluos y el pago de intereses de préstamos y financiación permiten la incorporación de una visión proactiva en relación con las oportunidades que ofrece el mercado. En pocas palabras, este paso es desarrollar tu plan en la práctica diaria. La palabra clave es: disciplina.

5. Inversiones. Este punto es curcial para tu futuro económico. El resto del dinero que surja de tus ingresos debe ser invertido en activos que aumentan su riqueza. Esto se puede hacer mediante la inversión en tu propio negocio, bienes raíces o productos financieros como los fondos mutuos, títulos públicos o acciones en empresas.

En conclusión, mi intención no es hacer frente a la gestión de las finanzas personales como algo complejo, solo brindo algunas recomendaciones que deben tomarse en cuenta. Cuanto más ímpetu y reflexión canalices en los puntos anteriores, mejores serán tus probabilidades de cumplir con lo planeado.

CRÉDITO: 
Conrado Navarro*