Poblanos llegarán a Centro y Sudamérica

Foto: Shutterstock

Alrededor de 40 empresas de la industria de alimentos crearán una marca para exportar

Puebla, Pue. Al menos 40 empresas del sector alimentos trabajan en generar una marca conjunta para exportar a Centroamérica y Sudamérica, luego de identificar oportunidades más amplias que en Estados Unidos.

A esa conclusión llegaron empresarios de Atlixco, Puebla, Teziutlán, Tepeaca y Tehuacán, quienes realizaron una gira por varios países de esas regiones, entre ellos, Guatemala, El Salvador, Panamá y Argentina.

El presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) sur, José Luís Hachity Rodríguez, comenta que el nicho de mercado podría representar ingresos por arriba de 30 millones de dólares anuales.

Entre los productos considerados para comercializarse, a partir del primer trimestre del 2014, están chiles en escabeche, salsas, frutas deshidratadas y en almíbar.

Agrega que la atención del grupo de empresarios se enfoca en Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Panamá, Argentina, Chile, Ecuador y Colombia, donde han tenido contacto con tiendas de supermercados para hacer pruebas de productos.

Puntualiza que a pesar de ser el sector automotriz el que genera 86% de las exportaciones del estado, el de alimentos puede ganar terreno en los próximos 10 años, si las empresas que buscan generar la marca incluyen a otras.

Menciona que de 800 empresas con actividad internacional, sólo 240 tiene frecuentemente comercio de este tipo, mientras que el resto “exporta un año sí y al siguiente no”.

Tierra por conquistar

Leonardo Peña Jacob, director regional sur de ProMéxico, asegura que han insistido a los empresarios poblanos para que focalicen sus baterías al mercado centroamericano, “el cual continúa siendo tierra fértil para el mercado mexicano; (hasta el momento), le siguen apostando a Estados Unidos, donde es complicado, primero entrar y luego competir con otros productos de nuestro país”.

Menciona que sólo una de cada 10 empresas poblanas exporta hacia abajo del continente americano, lo cual se ha dado en forma recurrente desde hace siete años.

[email protected]

CRÉDITO: 
Miguel Hernández, El Economista