De la población ocupada, 65% está en una mipyme

En las 32 entidades federativas, más de la mitad de su población ocupada está en mipymes. Foto EE: Archivo

Las economías estatales más grandes del país son las más dependientes de la actividad que realizan las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), y por ende, las más vulnerables ante las medidas de prevención y la falta de insumos en las cadenas de producción debido a la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Si bien la clausura temporal de espacios con alta concentración de personas, el cierre de actividades no esenciales y la campaña Quédate en Casa son acciones para cuidar la salud, también provocan disminución en los ingresos tanto de trabajadores como de mipymes.

A esta situación se suma los retrasos en proveeduría por el detenimiento en algunas importaciones de insumos, así como por ausentismo laboral (medidas preventivas para grupos vulnerables) y paros productivos en diversas ramas, particularmente automotriz.

En este contexto, el sector más endeble son las mipymes, ya que al bajar cortinas no cuentan con la suficiente estructura financiera y operativa para soportar las mermas en ventas, utilidades, producción y proyectos futuros.

De acuerdo con un análisis de El Economista con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México, del total de la población ocupada, que ascendió a 55.7 millones de personas al cierre del 2019, 40.3% trabaja en micronegocios; le siguieron pequeños establecimientos (14.8%), sector agropecuario (12.4%) y medianas empresas (10.2%); esto significa que 65.2% de los ocupados están en mipymes.

Así, la entidad más dependiente de este grupo de unidades económicas es el Estado de México. De sus 7.8 millones de ocupados, 76.0% pertenece a mipymes. En segundo lugar quedó Jalisco, con el mismo porcentaje, es decir, de sus 3.8 millones de personas ocupadas, 2.9 millones laboran en micro, pequeños y medianos establecimientos.

A estos territorios le siguieron en nivel de dependencia a las mipymes, la Ciudad de México (74.3%), Nuevo León (68.1%), Quintana Roo (67.2%), Tlaxcala (67.0%), Yucatán (65.3%), Hidalgo (65.1%), Baja California Sur (64.9%), Guanajuato (64.8%) y Sinaloa (64.7 por ciento).

Estos resultados demuestran que las entidades con mayor dependencia a las mipymes y más vulnerables por el Covid-19, son las economías más grandes de México, los motores nacionales: la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León y Jalisco.

En conjunto, representan 39.9% del Producto Interno Bruto nacional y 37.7% de las mipymes en el país.

Al otro extremo en rango de dependencia se ubicaron Sonora (55.7% de sus ocupados se emplean en mipymes), San Luis Potosí (53.8%), Aguascalientes (52.7%), Chihuahua (52.2%) y Zacatecas (51.8 por ciento).

Lo anterior representa que en las 32 entidades federativas, más de la mitad de su población ocupada en cada una de ellas trabaja en micro, pequeños y medianos negocios, por ende, la vulnerabilidad por las medidas preventivas ante la pandemia es elevada.

Chihuahua aumenta el presupuesto de su plan emergente

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, informó que aumentó a 3,200 millones de pesos el Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, debido a los ajustes presupuestales y búsqueda de recursos para hacer frente a la contingencia del Covid-19.

Entre los principales rubros destacan: plan alimentario con 686 millones de pesos, plan emergente de ocupación temporal con 178 millones, apoyos con diversos programas a mipymes por 249 millones, fortalecimiento al sector salud por 357 millones, apoyo al sector turismo con 23.5 millones, estímulos fiscales por 405.7 millones y descuentos en trámites por 103 millones.

Se estima que con los estímulos fiscales y descuentos en impuestos y derechos, el gobierno estatal dejará de percibir 1,067 millones de pesos, cantidad que se buscará recuperar por medio de otras fuentes de ingreso.

Al referirse al plan alimentario, el gobernador expresó que a partir del 20 de abril iniciará la entrega de dotaciones a los 67 municipios, a través de los sistemas municipales del DIF.

Sobre los apoyos a las empresas de todos los rubros, enfatizó que con un monto de 40 millones de pesos se les comprará la comida que produzcan 500 fondas y pequeños restaurantes de colonia para beneficiar a 25,000 hogares en condición de pobreza.

CRÉDITO: 
Rodrigo A. Rosales Contreras