PIB crece 5.3%, pero la economía se desacelera

La economía mexicana comenzó a desacelerar el ritmo de crecimiento en el tercer trimestre del año.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Producto Interno Bruto (PIB) entre julio y septiembre pasado repuntó 5.3% anual; sin embargo, es menor al avance de 7.6% que presentó en el trimestre previo.

“El reporte del tercer trimestre muestra que el mercado interno continúa fortaleciéndose. La actividad industrial, más relacionada con el mercado externo, siguió creciendo a un buen ritmo, a pesar de una menor actividad en Estados Unidos”, comentó Luis Flores, economista senior de Ixe.

Por su parte, Bart Pattyn, CEO de Coface para América Latina, comentó: “Después de la caída brusca de la economía el año pasado, no es gran sorpresa el crecimiento que se observa”.

Agregó que, si efectivamente el PIB al cierre del 2010 llega al crecimiento esperado de 5%, sería muy bueno. Sin embargo, argumentó que el avance hay que verlo respecto de la contracción del año pasado de 6.5% y a partir de este dato, el crecimiento económico aún estaría por debajo del nivel que se tenía en el 2008.

Ajustes por estacionalidad

En términos desestacionalizados, el PIB del tercer trimestre registró un crecimiento de 0.73% con respecto al 2009, para ubicarse en 8.91 millones de pesos, todavía por debajo de los niveles que tenía previos a la crisis.

Al respecto, Eduardo González, analista de Banamex, comentó: “Sobre una base ajustada estacionalmente, en el tercer trimestre el PIB creció 0.7% a tasa trimestral, lo que confirmó su desaceleración, ya que en el segundo trimestre aumentó 2.3% trimestral”.

Agricultura, la más dinámica

En el tercer trimestre, las actividades más dinámicas fueron las del sector primario: agricultura, ganadería, aprovechamiento forestal, pesa y caza, con un crecimiento de 8.9% anual. Lo anterior derivó del desempeño favorable que presentaron la agricultura y la ganadería principalmente.

El sector secundario registró un crecimiento a tasa anual de 6.2% con respecto al tercer trimestre del 2009, apoyado por las actividades de manufactura cuyo crecimiento fue de 9.6 por ciento. La actividades de construcción fueron las de menor dinamismo con un avance menor a 1 por ciento.

En el sector servicios, el crecimiento ascendió a 4.2% anual, el comercio y la dirección de corporativos y empresas imprimieron el mayor impulso con un aumento de 11.9 y 10.1%, respectivamente; la única actividad económica que se contrajo fue la de servicios profesionales, científicos y técnicos, con una caída de 1.8% anual.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alma Savedra, El Economista