Pensando en MiPymes: el desarrollo de proveedores ha probado su efectividad

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Los programas de desarrollo de proveedores han probado su efectividad para permitir la incorporación de las Pymes en los flujos comerciales y financieros presentes en países con una alta actividad de comercio internacional como es el caso de México. También plantean una importante oportunidad de fortalecimiento del mercado interno a través de la participación de las empresas locales en la actividad económica relacionada al comercio exterior.

El desarrollo de proveedores parte de la identificación de las oportunidades de vinculación entre la oferta de proveeduría local y las necesidades de la demanda, localizadas en las grandes empresas.

El reto no es tan simple como sólo contar con un modelo de vinculación que aproveche las potentes herramientas de comunicación que existen hoy en día. En más de 90% la oferta disponible de pequeñas y medianas empresas no cumple con todos los requisitos establecidos por sus clientes
potenciales.

Nuevo modelo

Es necesario establecer un modelo que permita transformar las actividades empresariales de supervivencia (comunes en las microempresas) en actividades de desarrollo económico.

Para afrontar ambos retos simultáneamente Fundes plantea un modelo de desarrollo gradual que puede resumirse en cuatro etapas:

Para la base de la pirámide el reto es la identificación por parte del empresario de las cadenas de valor en las que podría participar, incorporando sus productos y servicios. Para ello se capacita al empresario en los elementos básicos que le permitan tener acceso y se identifican las necesidades recurrentes por sector o tipo de empresa.

Para los agrupamientos incipientes de MiPymes se establecen planes de negocio conjuntos que permitan visualizar los pasos a seguir para tener acceso al mercado y las acciones de fortalecimiento empresarial necesarias para lograrlo de una manera competitiva y rentable.

Capacidades básicas

Para los pequeños productores formalmente constituidos se trabaja en las capacidades básicas que le permitan identificar las oportunidades de negocio existentes, convirtiéndose en proveedor de grandes empresas, cuidando que esta participación sea rentable y no le traiga mayores perjuicios que beneficios. Este modelo es particularmente útil cuando los productores locales aún no pueden ser tomados en cuenta como proveedores de la gran empresa pero están cerca de cumplir con los requisitos.

Para las MiPymes con capacidad de vinculación con las grandes empresas debe trabajarse en la alineación de intereses y capacidades con base en el sistema de gestión de proveedores de grandes empresas de diversos sectores que se encuentran trabajando con base en estos principios.

Si te interesa fortalecer tu potencial como proveedor, acércate a Fundes.

*Joel Narváez Nieto, Director General FUNDES México.

[email protected]

CRÉDITO: 
Joel Narváez Nieto