Pandemia reducirá 50% la venta de los negocios durante las fiestas patrias

Los negocios más afectados serán hoteles, establecimientos de esparcimiento, restaurantes, ropa y papelería. Foto: Especial

La celebración de las fiestas patrias no serán igual de tradicional que años anteriores, no habrá grito en el Zócalo de la Ciudad de México ni en las cabeceras municipales, la celebración será remota y muchos lo harán desde sus casas, por ello se prevé una reducción del 50% en la derrama económica durante la celebración.

El año pasado se tuvo una derrama de 18,691 millones de pesos, pero ante las restricciones de actividades y el limitado aforo de consumidores que ha generado la pandemia de Covid-19, los sectores de comercio, servicios y turismo prevén que las ventas sean 9,300 millones de pesos menos que las del 2019.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), mencionó que la reactivación económica que se realiza de manera gradual en los diferentes estados del país contribuye a que la disminución de las ventas en los negocios de los giros relacionados con esa celebración no sea mayor.

De acuerdo a proyecciones de la Cámaras de Comercio, los rubros que mayor impacto tendrán serán hoteles, moteles, establecimientos de esparcimiento, restaurantes, ropa, papelería, bebidas y tabaco y en giros relacionados a fiestas.

Con la nueva normalidad se tiene un panorama difícil en muchos negocios que en años anteriores, con este festejo, obtenían buenos ingresos, y que marcaba el inicio de un período de cierre de año positivo para el comercio y los servicios, detalló José Manuel.

En esta ocasión, apuntó, no se realizará el tradicional Grito de Independencia de manera masiva, y en algunas ciudades será simbólica con un reducido número de participantes. La restricción de horarios, la poca capacidad de afluencia en los negocios en hoteles y restaurantes es un factor para que las familias y grupos de amigos celebren en casa.

Por ello, subrayó, los restaurantes en su mayoría están ofreciendo promociones y servicio a domicilio, para aumentar sus ventas y registrar un repunte en sus menguadas ventas.

En el caso de turismo, algunos destinos principalmente de playa están ofertando paquetes con descuentos y promociones para captar visitantes, esperando una ocupación del 35% como es el caso de Cancún y Riviera Maya, y 30 en otros. Aunque de manera general no se espera una ocupación mayor del 20% en el promedio nacional.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario