Pagos con tarjeta atraen más clientes

En Cochinita Pigbil, 2.5 de cada 10 clientes pagan con tarjeta. Foto: Cortesía

En México, por cada 1,000 habitantes, existen cuatro terminales punto de venta

Aristeo Cano Peralta es taxista en la ciudad de México y desde que comenzó a llevar a la gente de un lado a otro pensó en ofrecer un mejor servicio. Primero adquirió un GPS, pues “no quería verme como los demás taxistas, que traen vuelta y vuelta al pasaje”, me platica mientras conduce rumbo a San Ángel. Hoy acepta pagos con tarjeta de crédito y débito.

“Muchos me preguntaban si aceptaba pagos con tarjeta porque no querían pasar antes al cajero o a veces me quedaban a deber pesitos”. Aristeo vio una oportunidad de tener más clientes. Ahora recibe hasta seis de cada 10 pagos de manera electrónica.

México está entre los 10 mercados potenciales para migrar a medios de pago electrónicos, debido a que 80% del Gasto Personal de Consumo se hace en efectivo, se afirma en un estudio realizado por MasterCard.

“Este comportamiento del consumidor se debe al desconocimiento de los beneficios que ofrece el plástico para los comercios y usuarios como conveniencia, seguridad y mejor control de gastos; aunado a la escasez de terminales punto de venta, pues por cada 1,000 habitantes en el país existen cuatro terminales, mientras que en Brasil se encuentran en niveles de 17 terminales por 1,000 habitantes y en Estados Unidos, 21.2”, dice.

La compañía sueca iZettle se instaló en México en el 2013 con el objetivo de acercar medios de pago electrónicos a los micronegocios y profesionistas independientes. Su terminal punto de venta es un pequeño lector de tarjetas de banda y chip que se conecta al smartphone o tableta. El sistema funciona a través de una aplicación que se descarga sin costo desde Google Play y Apple Store. La terminal funciona con todo tipo de tarjetas. El dueño del negocio o emprendedor sólo tiene que pagar 3.75% de comisión por pago aceptado en tarjeta de chip y 4.75% si es con tarjeta de banda magnética.

“Sólo necesitas registrar tu correo electrónico, una dirección, tu CURP si eres profesional independiente o tu RFC si se trata de un negocio y los datos de una cuenta bancaria donde se te depositará el dinero. No hay contratos a largo plazo ni comisiones fijas”, dice Mariana Tello, representante de la empresa en México.

Sin miedo a clonaciones

Nuestra primera parada en el taxi fue en Café para Bien, una cafetería en la colonia San Ángel donde cinco de cada 10 clientes ya pagan de forma electrónica.

“Hace dos meses comenzamos a aceptar pagos con tarjeta. Para nosotros ha sido más práctico y divertido y a los estudiantes del ITAM —que está en la calle de enfrente— que vienen deprisa a comprar su café, les ha encantado”, asegura Fernanda Chavarría Cruz, empleada del local.

“Pero… ¿no me van a clonar mi tarjeta?”, preguntan algunos clientes primerizos. iZettle está aprobado por el estándar EMV (Europay, MasterCard y Visa) y cumple con las regulaciones PCI DSS (Estándar de Seguridad de Datos para la Industria de Pagos con Tarjeta).

Además, explica Mariana Tello: “Todos los datos confidenciales están codificados mediante algoritmos criptográficos y nunca se almacenan en el smartphone o tableta, lo que significa que si el dispositivo móvil o el lector de tarjetas se pierde o es robado, los datos de la tarjeta y el dinero permanecerán siempre seguros”.

Control de inventarios

Mauricio Peñuelas, dueño de Cochinita Pigbil, utiliza la terminal punto de venta de iZettle desde su iPhone. “En promedio, de cada 10 clientes, 2.5 pagan con tarjeta”, dice este emprendedor, que lleva su negocio desde un food truck en Barranca del Muerto. iZettle también le permite crear un catálogo virtual de productos y tener control de qué y cuánto se vende. “La ventaja es que sé qué platillo es el más vendido y así puedo calcular cuánta comida y de qué tipo contemplar para vender”, dice.

En la Condesa, Dulce Pérez y Mauricio Villavicencio utilizan iZettle para cobrar a los consumidores de sus helados artesanales, basados en una técnica francesa e italiana.

“Desde el inicio fue muy innovador y fácil para los clientes y empleados. No hay errores ni cargos extras”, asegura Dulce Pérez.

El siguiente paso de iZettle , dice Mariana Tello, representante de la empresa en México, es convertirse en una herramienta de cobro para los servidores turísticos, cadenas de comida a domicilio, organizaciones civiles y, posteriormente, incorporar el servicio de factura electrónica.

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez