Pagar facturas a máximo 30 días podría salvar a las pymes

Foto: Especial

En México, el pago para los proveedores suele ser de 30 hasta 120 días, lo cual para las pequeñas y medianas empresas significa problemas de liquidez, pues mientras esperan el pago de un cliente hay otro que comienza a estar impaciente por recibir el nuevo servicio.

La situación de las pymes ya era complicada, pero con la llegada del coronavirus la situación empeoró. Las empresas tuvieron que acatar las órdenes gubernamentales; reducir actividades o bajar la cortina.

Como consecuencia, algunas empresas comenzaron a pedir plazos para pagar las deudas que ya llevaban meses sin ser pagadas, ello llevó a que los pequeños negocios se descapitalizaran, pues sin generar ingresos y sin recibir pagos, las pymes no contaban con la suficiente liquidez para afrontar la crisis: pagar nómina y servicios.

Rene Torres, cofundador de CONTAPQi dijo en entrevista que una opción para apoyar a estos negocios y evitar que cierren definitivamente es impulsar una ley para pagar las facturas a máximo un periodo de 30 días.

Precisó que si bien la crisis ha dejado a todas las empresas con menos recursos, las grandes y las del gobierno que tienen contratos con pymes deberían empezar a pagar a un periodo de máximo 30 días, ello daría liquidez a los pequeños negocios, los cuales son la columna vertebral de la economía mexicana.

Torres recordó que un amigo alemán le comentó que el problema de México era que los pagos se hacían a largo plazo y que en Alemania era impensable, el máximo es a 30 días, lo cual permite que el dinero gire 12 veces al año y se cree prosperidad, no como en México, que el dinero sólo circula tres o cuatro veces al año.

“Un apoyo que el gobierno podría dar, desde la Cámara de Diputados es emitiendo una ley para que las empresas paguen sus facturas máximo 30 días, obligando al gobierno y a las grandes empresas a pagarlas a 21 y a las pequeñas y medianas a 30. Con eso podríamos solventar el problema de la liquidez, que el dinero dé más vuelta”, detalló Torres.

En febrero del 2019 la Asociación de Emprendedores de México presentó al Senado el proyecto de Ley de Pago a 30 días que consiste en un círculo virtuoso para que empresas del sector público y privado cobren y paguen en 30 días. Iniciativa que ya existe en países como España, Chile, Reino Unido y Estados Unidos; sin embargo, ha quedado detenida.

Torres dijo que los empresarios no piden que se les regale 25,000 pesos o que se les condonen impuestos, sino que se les paguen sus facturas a tiempo y no en periodos tan distanciados.

“Así como el gobierno nos exige que paguemos impuestos, llueve, truene o relampaguee, por el bien de México, también exigimos que por el bien de México el gobierno pague sus facturas a esas micro, pequeñas y medianas empresas que trabajan para el gobierno, para que se vuelven detonadoras de sistemas”, finalizó Torres.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario