Oportunidades y retos en politica para Pymes

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Es importante reconocer los avances que ha tenido la política Pyme de México. Del primer momento en que se creó en el 2000 la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa hasta hoy, ha habido desarrollos muy importantes, pasando por la promulgación de la Ley para el Desarrollo para la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, su reglamento, la creación de los primeros fondos Fampyme, Facoe, Fidecap y Foafi, y su integración posterior en el Fondo Pyme.

Asimismo, los apoyos del Fondo Pyme se han perfeccionado y ampliado. Hoy cubren, con Miguel Marón al frente como Subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, casi todos los aspectos importantes para el desarrollo exitoso de las MiPymes del país, incluyendo financiamiento y otras áreas como capacitación, consultoría, gestión e infraestructura.

Se ha hecho un buen trabajo y corresponde a Marón continuar con la profundización de una política que, sin lugar a dudas, ha sido una de las mayores contribuciones de los gobiernos panistas al desarrollo del país.

Crecimiento

En particular, en la Administración del presidente Felipe Calderón, el Fondo Pyme ha crecido año con año, hecho que indica la claridad de visión y la importancia que el Presidente le ha asignado a las empresas que contribuyen con más de 70% de los puestos de trabajo en México.

No obstante lo avanzado de la política Pyme, existen tal vez algunas áreas de oportunidad en que podrían trabajarse. Por ejemplo, la política Pyme abarca hoy el apoyo a los emprendedores que cuentan con una idea de negocio y pueden acudir a una incubadora, subsidiada por el Fondo Pyme, para que el emprendedor pueda ser asesorado gratuitamente o a bajo costo.

Posteriormente, si éste se gradúa con su nueva empresa, puede recibir el capital semilla que la Secretaría de Economía (SE) le da con el Fondo Pyme para iniciar su negocio.

Gacelas

Más adelante, las empresas que son muy exitosas, y que pueden ser consideradas como gacela por crecer 20% anual en sus ventas, son candidatas a entrar a las aceleradoras de negocios acreditadas por la SE, las cuales dan consultoría subsidiada.

En ese contexto, una clara área de oportunidad existe en el tiempo que transcurre a partir de que una nueva empresa ha salido de una incubadora y en el que se transforma en empresa gacela y puede recibir otra vez el apoyo del Fondo Pyme.

Las empresas recién formadas que ingresan al mercado deberían tener la posibilidad de recibir un apoyo puntual y especializado que el que en su momento les otorgó la incubadora.

Más empresas

En la medida en que las miles de empresas que surgen cada año de las incubadoras, puedan recibir un apoyo estratégico y oportuno del Fondo Pyme, tendremos más empresas exitosas.

Sin embargo, y muy a nuestro pesar, nos esperan a los mexicanos algunos meses difíciles antes de que podamos ver la luz de un nuevo día. Alzas en impuestos y tarifas y reducción del ingreso disponible harán del 2010 un año difícil de olvidar.

Ojalá que ahora sí aprendamos y empujemos todos la reforma fiscal integral. Si la hubiéramos tenido antes, las medidas dolorosas de hoy no hubieran sido necesarias.

[email protected]

CRÉDITO: 
Aljenadro González