Conekta pone en la mira el fraude electrónico

Foto: Natalia Gaia

A finales de 2016 la startup Conekta cerró una ronda serie A por más de 6 millones de dólares, lo que le permite desarrolla nuevos proyectos, entre ellos el servicio de Oxxo Pay, que lanzó este lunes en México, con el que busca llegar a la población que no tiene cuenta bancaria. Otra iniciativa es una solución para el procesamiento de tarjetas que ayuda a comercios y compradores a realizar pagos seguros.

El 61% de la población en México no tiene cuenta bancaria, por ello se creó Oxxo Pay, que consiste en un código que se otorgará al usuario para realizar pagos en cualquiera de los 14,695 sucursales de la cadena Oxxo. El sistema envía la confirmación en dos o tres segundos, de esta forma se acelera el proceso y la transacción es prácticamente inmediata, detalla Héctor Cárdenas, CEO y fundador de Conekta.

Otro punto al que la startup mexicana ha puesto hincapié es la seguridad cibernética. “Cuando comenzamos Conekta lanzamos una solución muy parecida a la de Estados Unidos, creíamos que sólo era necesario integrar una manera de procesar tarjeta, pero una vez que lo logramos nos dimos cuenta que México es uno de los países más fraudulentos, en términos de tarjetas. Entonces vimos que necesitábamos hacer algo al respecto”, menciona Héctor Cárdenas.

La falta de seguridad en el comercio electrónico evita que el fraude se combata eficientemente. “Este es el tema a resolver para que el e-commerce despegue en el país”, precisa el emprendedor, por ello a partir de inteligencia artificial, la startup desarrolla especialmente para México un sistema antifraude, con fecha tentativa a lanzarse en abril.

El sistema se concentra en no bloquear transacciones auténticas, lo cual pasa seguido con los desarrollos actuales, que bloquean o declinan como fraudulento cuando una persona intenta de tres a cinco veces realizar una acción.

Para lograrlo, la empresa contrató un esquipo de especialistas en ciencia de datos, que combina matemáticas con programación para crear inteligencia artificial. El grupo está dirigido por un doctor en matemáticas aplicadas proveniente de Facebook y dos maestros del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El sistema tendrá tres módulos, el primero funciona con inteligencia artificial para crear modelos estadísticos, a fin de entender y razonar cómo se comporta un usuario fraudulento y uno autentico. El segundo, a partir de redes neuronales detectará al usuario y recaudará su información como correo electrónico, teléfonos o dirección.

El tercer módulo consiste en crear un buró de fraude, donde se concentrarán los datos de quienes hacen fraude en México. Todos los comercios se podrán alimentar de él al usar Conekta. “Si alguien fue fraudulento en un negocio no lo vuelve hacer en otro”.

Héctor Cárdenas comenta que de acuerdo a diversos estudios, el contracargo por fraude en México (cuando una persona no reconoce el cargo) está en niveles de 1.9%, alto comparado con Estados Unidos que es de 0.6%.

La empresa es la que sostiene el gasto económico cuando se declara fraude y pierde por dos vías; al enviar el producto y el tener que regresar los fondos de la transacción. A las que más les afecta son aquellas que ofrecen un producto o servicio físico y no tanto a las digitales, que pueden cancelar suscripciones.

Una de las formas actuales para disminuir el número de fraudes es a través de la aceptación, es decir ser estricto en las transacciones que se realizan, aunque ello puede evitar la realización de una compra segura. “Es importante para un comercio tener un nivel de contracargo bajo pero dejar pasar las mayores ventas posibles de clientes reales”.

Las empresas podrán visualizar el nivel de fraude que se le otorga a una transacción, siendo 0 el más confiable y 100 el más fraudulento, y a partir del 70 declinarlo. Por ejemplo, una empresa puede saber en qué nivel está una transacción y si ésta muestra 69% de confiabilidad, decidir si podrá aceptar la operación o no. También tendrá la posibilidad de sugerir si una persona es fraudulenta o decidir si no quiere que les vuelva a comprar

Además la startup busca fortalecerá el Business Inteligente, es decir, que a partir de una serie de datos las empresas conozcan en qué ciudades existen más fraudes o qué productos son los que más se venden a fin de que con ésta información puedan hacer promociones o publicidad dirigida.

Héctor Cárdenas menciona que en Coneckta, que inició operaciones en 2014 con 9 colaboradores y actualmente tiene 40, “nunca creímos que fuéramos a desarrollar mejores soluciones que un banco. Soy creyente que, como una empresa fintech, vamos a venir a desarrollar las soluciones que hasta el día de hoy no existe”.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez /El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.