Vuélvete proveedor de un gran cliente

Hugo Salazar / eleconomista.com.mx

Los empresarios necesitan convertirse en provedores del cliente más grande del país: el gobierno federal

Ante la necesidad de asegurar la permanencia y competitividad de sus negocios, los pequeños y medianos empresarios necesitan encontrar una manera de diversificar su mercado, y una de las maneras de hacerlo es convirtiéndose en proveedores del cliente más grande del país: el gobierno.

Actualmente el gobierno federal por orden presidencial esta obligando a sus 256 dependencias a dedicar de manera paulatina 35% de sus compras a pymes, estrategia con la cual se ofrece a este sector empresarial la posibilidad de asegurar la vigencia de sus negocios.

Debido a lo anterior, el gobierno mexicano decidió fortalecer su estrategia de apoyo a las pymes para darles mayor competitividad en el mercado interno, incrementando la cantidad de apoyos otorgados a las pymes que son sus proveedores. Tan sólo en 2010 la administración destino 63,860 millones de pesos en apoyo a 8,446 empresas.

La comunidad de El Empresario y El Economista ofrecen a los interesados en proveer a este gran cliente la oportunidad de asistir al Foro “Compras de Gobierno” para darles a conocer los requisitos que deben cumplir para ser proveedores del gobierno.

El evento permitirá a las empresas asistentes vincularse con especialistas en el tema y casos de éxito, que a través de sus experiencias les permitirán identificar sus áreas de oportunidad y las que deben fortalecer para sumarse a la lista de empresas que le venden al gobierno.

El foro tendrá ponencias donde participarán especialistas como Santiago Macías, Coordinador General de COMPITE; y Luis García Montes de Oca, especialista en compras de gobierno de Nacional Financiera,entre otros,quienes resolverán dudas específicas de los asistentes y les acercarán a los organismos y consultores que les ayuden en el proceso.

El evento tendrá lugar en el Hotel Marriott Reforma el 29 de junio. Regístrate y obtén más información en foros.eleconomista.com.mx

[email protected]

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo