No habrá Reyes Magos para los negocios

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Los pequeños y medianos comercios formales verán reducidas sus ventas hasta en 80%, debido a la gran exposición que tiene el consumidor ante el comercio informal y las cadenas de autoservicio, aseguró la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

“Para esta temporada estimamos que 50% de las compras relacionadas con el Día de Reyes se haga en centros comerciales, autoservicios o tiendas departamentales; por otro lado, el comercio informal tendrá el segundo lugar en la preferencia del consumidor con 30%”, dijo Enrique Guerrero, director general del organismo.

Para este 6 de enero se espera una derrama económica de 1,200 millones de pesos, lo que representa únicamente 10% de ventas para las los pequeños y medianos negocios jugueteros.

“En el 2009 la derrama económica fue de 1,275 millones; en el 2010 hubo una baja aproximada de 195 millones de pesos, debido a la crisis mundial que hizo disminuir el flujo de dinero; sin embargo, se espera una recuperación para el 2011”, detalló el titular de la Canacope.

El presidente de la Cámara, Juan Rosas Uribe, atribuyó el repunte en las ventas a una situación más estable en el país.

Dijo que para que las condiciones de la economía formal sigan creciendo, será necesario que las autoridades proporcionen condiciones de seguridad en calles y avenidas para los comerciantes establecidos.

Un dolor de cabeza

El comercio informal y la piratería han atacado de diversas formas a la industria del juguete.

“El año pasado se vieron afectados algunos negocios del giro juguetero; de 1,600 negocios afiliados a la Canacope, 10% tuvo que cerrar por las bajas ventas debido a la competencia frente al comercio informal”, aseguró Rosas.

Los productos más golpeados han sido los videojuegos para consola y las imitaciones de juguetes de moda publicitados en los medios de comunicación.

“Apoyar el comercio informal pone en riesgo a miles de empleos formales que retribuyen al trabajador bajo esquemas legales de protección. Comprar en la informalidad pone en riesgo no sólo la generación de empleo, sino también a los empleos ya existentes”, dijo Rosas.

Agregó que del total de juguetes que se comercializan en la capital del país, cerca de 40% es producto pirata.

De acuerdo con un estudio realizado por la Cámara, los artículos que más se comercializarán para este año son los teléfonos celulares, reproductores de música y consolas de videojuegos, dejando atrás los juguetes artesanales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lucina Hernández