National Soft, el platillo fuerte de los restauranteros

Foto Archivo EE

Cancún, Qroo. Iniciaron en Mérida, Yucatán, desarrollando un software para agilizar la operación de un pequeño restaurante. Sin ningún tipo de promoción, lograron penetrar en el mercado al estandarizar los procedimientos y crear un programa que gestionara desde la contabilidad y hasta las órdenes de comida de cada una de las mesas de bares y restaurantes.

Hoy se conocen como Soft-Restaurant. Se trata de una aplicación que se ha posicionado como líder en el mercado de soluciones digitales para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del sector gastronómico, con presencia en prácticamente todo el país y próximamente en la plataforma Android, desde donde buscan dar el paso a la internacionalización de su producto.

Farique Cetina Carrillo, director general de National Soft, la empresa desarrolladora de la aplicación, explica que centrarse en el nicho de las mipymes les permitió colocarse como líderes al atender un sector que prácticamente estaba olvidado por los grandes desarrolladores de software.

ROTACIÓN DE PERSONAL, 
SU MEJOR ALIADO

Aunado a ello, la rotación de personal entre restaurantes pequeños y la facilidad en el manejo del programa, les permitió que el producto se diera a conocer de boca en boca.

“Los restaurantes, por lo regular, se piratean entre ellos mismos al gerente, al mesero o al capitán; cuando ese mesero que ya conocía el programa se contrataba en otro restaurante, siempre nos recomendaban con sus nuevos patrones, porque en verdad es un programa muy fácil de usar, que cubre y eficienta 95% de los requerimientos operativos de un establecimiento; entonces, los meseros y el personal que ya conocían la aplicación se convirtieron en nuestros mejores comercializadores”.

Su penetración fue relativamente rápida, primero, en ciudades del sureste del país como Campeche, Ciudad del Carmen y Villahermosa, hasta que poco a poco fueron llegando a ciudades como Morelia, Tampico, Reynosa.

Su característico color naranja es fácilmente reconocible y se puede identificar en cadenas importantes como Applebee’s o El Tizoncito, u otros establecimientos de gran renombre en polos turísticos como Cancún, como Cenacolo y Lorenzillo’s.

La adquisición de una licencia va desde los 5,000 pesos e incluye el punto de venta, el control de los servicios a domicilio, servicio a comedor, módulos para pizzerías, control de inventarios, impresión remota y la gestión de comanderos inalámbricos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Jesús Vázquez / El Economista