Transporte, industria deficiente en México

Foto: Especial

En la zona metropolitana se registran 49 millones de viajes diarios

La urbanización de las ciudades y la deficiencia en el transporte público, ocasionan que en México se tenga un grave problema de movilidad, esta situación se ha convertido en un reto primario para el gobierno federal, ya que de no ser controlado, en el futuro será casi imposible hacerlo porque se prevé que para el 2030, más de 75% de la población nacional sea urbana, así lo detalló Maite Ramos Gómez, presidenta de la Comisión de Movilidad de la Coparmex, durante el Foro Evolución y Retos para el Sector Transporte en México, en el marco de Expo Carga 2013.

La especialista afirmó que el tema de la movilidad hoy en día representa un reto para México, ya que solo en la zona metropolitana se registran 49 millones de viajes diarios, de los cuales 53% son en transporte público, 17% en automóvil, 29% a pie y solo 1% lo hace en bicicleta, y esto deriva que las personas lleguen tarde a su destino, aunque programen un tiempo de salida bastante amplio.

A pesar de los grandes problemas que tiene el transporte público en nuestro país, en el 2012, el gobierno federal invirtió 77% del presupuesto en construcciones viales para los automóviles, situación que, en opinión de la experta, debe ser invertida, debido a que la mayoría de la población no se traslada en auto.

Por ello, Ramos recomendó que se promueva y facilite la implementación de espacios urbanos de alta calidad con vivienda asequible para todos los mexicanos, que sean accesibles para el peatón y los ciclistas, además de que propicien y fomenten el uso del transporte público, y así ayudar a la reducción del uso del automóvil y disminuir sus consecuencias negativas.

“México es un país que frecuenta el uso del vehículo, ya que de cada 1000 mexicanos, 397 tienen automóvil, mientras que en países como Shangai de cada 1000 solo 38 tienen este medio de transporte; situación que provoca mayor número de accidentes viales, aumento en la contingencia ambiental y sobre todo mayor tiempo de traslado”, afirmó Ramos.

El uso excesivo del vehículo particular ha ocasionado que nuestro país ocupe el séptimo lugar de los países con mayor nivel de estrés a escala global; además de que provoca problemas de obesidad y medioambientales.

Una de las acciones que podría disminuir esta problemática, es construir una transformación cultural y operativa, es decir, mejorar el transporte público, evitar ciudades dispersas, y tratar de impulsar una vida orientada a no utilizar un automóvil y fomentar el uso de la bicicleta y la caminata.

Por último, la especialista afirmó que restaurar el problema de la movilidad, ayudaría a que cada mexicano se ahorre dos horas y media por cada viaje que realice; además de que ayudaría a que las personas “se muevan como quieran y no como puedan”

[email protected]

CRÉDITO: 
Carlos Montes de Oca