Mipymes con mira hacia Rumania

Foto: Cortesía

Firman acuerdo de colaboración para impulsar el comercio con este país

Con el objetivo de ampliar mercado de las pequeñas y medianas empresas (pymes) mexicanas y que a su vez, éstas puedan hacer negocios con empresas de menor tamaño en Rumania, la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño, de la Ciudad de México, (Canacope Servitur), hoy firmó un acuerdo de colaboración comercial con el Consejo Nacional de las Pequeñas y Medianas Empresas Privadas de Rumania (CNIPMMR).

En Rumania 90% de las entidades económicas pueden catalogarse como pymes, por lo que este acuerdo de colaboración permitirá que 32,000 empresas de ese sector empresarial pertenecientes a la CNIPMMR estén en posibilidad de hacer negocios con 30,000 afiliados a la Canacope, en la ciudad de México.

En la actualidad, sólo hay seis empresas de origen rumano en México, que han destinado inversiones por 34,000 millones de dólares; mientras que existen 32 empresas que tienen asociado capital mexicano en territorio rumano, según el Ministerio de Economía, Comercio y Medio de Negocios del país europeo.

“Parte de la estrategia económica de Rumania es ampliar los mercados, no sólo con los países pertenecientes a la Unión Europea sino a nivel global. Es necesario aprovechar el acuerdo comercial que México tiene con la Unión Europea”, explicó Ovidiu Nicolescu, titular de la CNIPMMR.

El acuerdo contempla que los organismos empresariales intercambien información para identificar oportunidades de negocio, así como, compartir experiencias y esfuerzos comerciales, y generar una comunicación constante entre ambos, lo que después se traducirá en inversiones, explicó Juan José Rosas Uribe, presidente de la Canacope en la Ciudad de México.

Crisis del huevo afecta al pequeño comercio

La Canacope tiene afiliadas alrededor de 5,000 tiendas misceláneas, las cuales se han visto afectadas con la disminución de entre el 10 y 20% de sus ventas, tras el aumento en el precio del huevo, pues es un producto ancla que incentiva la venta de otros productos, explicó Rosas Uribe.

Destacó que la recomendación que han hecho como dirigentes empresariales a estos negocios es dejar de vender huevo, hasta que la situación del precio se regularice, esto para evitar sanciones por parte de las autoridades, así como, los reclamos de los consumidores.

“Nosotros somos la última parte de la cadena, somos los que vendemos al consumidor final y este aumento de precio no esta en nuestras manos, pero los consumidores piensan que somos nosotros”, indicó.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno