Mipymes de ICA sufren para seguir operando

Foto EE: Archivo

Los nubarrones comienzan a disiparse para ICA, cuyas acciones han repuntado en el mercado accionario, pero para sus más de mil proveedores, en su mayoría mipymes, con las que la empresa constructora tiene deudas por más de 9,000 millones de pesos, la odisea por sobrevivir continúa, y eso implica sostener su nómina y retrasar pago a sus propios proveedores.

“La empresa ha crecido, pero no en personal debido a que no hay dinero para invertir en él”, informa Ana Zúñiga, contadora de Constructora Osal, agrega que ante la falta de pago de ICA no han podido liquidar a 10% de sus proveedores.

ICA reportó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que, al primer trimestre del 2015, adeudaba 5,051.7 millones de pesos a 1079 proveedores, entre los que se encuentran empresas grandes como Caterpillar Crédito, Cemex y micro, pequeñas y medianas compañías como GB Integral (10 empleados), Transportes Gomher (71 empleados); Polanco Hermanos (230 empleados) y Constructora Osal, con 22 colaboradores y a la que debía entonces 5.1 millones de pesos.

Con sede en Baja California, Osal inició operaciones con ICA en 2012, dos años después comenzaron a tener problema de pago, relata Ana Zúñiga. En enero del 2015, el monto rebasó los 5 millones 271,000 pesos, pero tras llegar a un acuerdo con notas de crédito, la cifra bajó a 3 millones 617,000 pesos.

Otros proveedores, como Arambulo Arquitectos, esperan un ofrecimiento concreto de la constructora con la que han trabajado por cerca de cinco años, informa un vocero de la compañía que pide no ser identificado por “lo delicado de la situación”. A ese despacho ICA adeuda más de cuatro millones de pesos.

“Este es un mes de gracia para resolver y ver qué medidas vamos a tomar, mientras verificamos que los pasivos están debidamente documentados”, indica la fuente y agrega que ICA es su principal cliente, lo que hace más compleja su situación; también señala que están trabajando con esa empresa en proyectos específicos, que están siendo pagados con puntualidad.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) alertó sobre los problemas que están enfrentando las empresas de ese sector ya que, además de los problemas con ICA para muchas de ellas, los gobiernos estatales y municipales les han retrasado pagos.

Polanco Hermanos, a la que ICA debe 17.1 millones de pesos, busca que el Ayuntamiento de Naucalpan, le liquide una deuda de 3.3 millones de pesos, indica Carlos Macías, representante de la compañía. Le han presentado documentación que avala la deuda a la actual presidenta municipal Claudia Oyoque, y a los síndicos del ayuntamiento, sin que haya respuesta.

La Cámara que preside Gustavo Arballo ha sugerido crear un fondo por 10,000 millones de pesos, a través de la banca de desarrollo que permita a las mipymes de la construcción solventar su problemática y evitar las pérdidas de empleo.

Acciones legales

Algunos proveedores como Constructora Arpoza han tenido que recurrir a acciones legales contra ICA y otros, como Arambulo Arquitectos y Osal no lo descartan en caso de prolongarse esta situación.

Hugo Ponce, ejecutivo de Arpoza informa que desde 2012 ICA dejó de pagarles. A enero de 2015, debía a la mipyme mexiquense 2.2 millones de pesos. La deuda “no tuvo mayor repercusión porque no ICA no era uno de nuestros principales clientes”.

Ante la negativa de pago, Arpoza demandó a ICA. Ambas acordaron que ésta liquidaría la deuda con pagos mensuales durante un año. “La deuda se liquidó hace cinco o seis meses, aproximadamente”, expone Hugo Ponce.

Ana Zúñiga desconoce qué las medidas tomará Constructora Osal para asegurar el pago de ICA, que es uno de sus principales clientes y a la que le ha facturado 54 millones de pesos desde 2012. “El dueño de Osal tiene cierto cariño por ICA, no dudo que la relación siga por más tiempo”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda y Zyanya López / El Empresario