Mipyme queretana exportará alfalfa en polvo

Eric Ruiz Lang Cervantes / Foto: El Economista.mx

Prevén ventas en Japón, China, Estados Unidos y Europa

Querétaro, Qro. Una base para licuado en polvo 100% natural de hoja de alfalfa para consumo humano, es la innovación de Eric Ruiz Lang Cervantes, quien negocia exportarla a Venezuela, Perú y Brasil. Proyecta para el segundo semestre de este año venderla a Japón, China, Estados Unidos y Europa.

Después de una mala experiencia con un socio -hace cuatro años-, cuando invirtió y perdió en la producción de harina de alfalfa, para consumo animal, el empresario buscó alternativas para continuar en este negocio con alguien que le garantizó seriedad.

Fue en el 2010 que conoció a Miguel Noriega, propietario de una fábrica de alfalfa ubicada en Apaseo el Alto, y con quien se asoció para recomenzar el proyecto de una microempresa, la que cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionistas.

“Se ha conformado como una cooperativa, en la que estamos licenciados en administración, bioquímicos, nutriólogos, diseñadores y agrónomos, todos somos amigos y se aporta el conocimiento de cada uno”, destacó.

Producción

En el primer tiraje de alfalfa –aseguró- conocieron su alta calidad en contenido de proteína, superando lo que se establece para catalogarse como premium, que es de 17%, pues lograron que tuviera un 23 por ciento.

“Conservamos el nivel de proteínas e invertimos dos años en dar el valor agregado a este producto del campo y cambiarlo al factor de consumo humano, que es mejor pagado, pero más complicado para lograrlo”, refirió.

Ruiz Lang Cervantes defendió que es un producto queretano, aunque se procese en el municipio de Apaseo el Alto, Guanajuato, al explicar que nació y se opera en esta demarcación.

Aunque aceptó que iniciar este proyecto fue complicado, porque se había quedado sin capital, no se venció, fue visionario y el resultado es que hay recompra de la base para licuado, lo que considera una buena señal.

“Tenemos un producto muy noble, limpio y ecológico en el mercado, que se vende en sobres de papel y cajas de cartón, para su fácil reciclaje y biodegradación, incluso se usan pocas tintas. Es un producto 100% orgánico”, aclaró.

Sostuvo que su primer lote fue de 2,000 cajas, aunque tienen capacidad para una línea de producción de 900,000 cajas por mes en un turno, porque la planta tiene capacidad para toneladas.

Sus clientes son líderes de mercados en tiendas naturistas, nutriólogos, ginecólogos; y sus ventas también son por Internet y buscan entrar a boutiques naturistas.

Las propiedades alimenticias de la alfalfa son: alta en fibra; clorofila; proteína, aminoácidos y fitoestrógenos, los que mejoran la salud.

elvia.buenrostro@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elvia Buenrostro, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.