Confía en tu potencial para iniciar un negocio

Foto: Cortesía

El MIDE abre espacio para emprendedores

El mexicano es emprendedor por naturaleza: pone, quita, va, viene y busca la manera de salir adelante; sin embargo, le hace falta un elemento indispensable: la confianza.

Así identificó Loreto García Muriel, directora de Educación Financiera Banamex, una necesidad primordial entre la población mexicana, una carencia que, a través de una alianza con el Museo Interactivo de Economía (MIDE), pretende afrontar con miras a “mejorar la calidad de vida de las personas”.

Y es que, a decir de la educadora, en México “hay muchos emprendedores que no creen o no saben que lo son”.

Es así nació Ser emprendedor una historia personal, una exposición itinerante que estará abierta al público en general en el MIDE a partir de hoy y hasta el 29 de abril del 2012.

Silvia Singer, directora del recinto que albergará la exposición, comentó que el público potencial es de 100,000 visitantes, quienes tendrán la oportunidad de familiarizarse con el concepto de emprendedor que –dijo -no es sinónimo de tener un negocio.

“Ser emprendedor también podría significar convertirse en mejor capital humano para su empresa”, aclaró.

Ambas especialistas comentaron que una vez que se cumpla el periodo de seis meses en la ciudad de México, esta exhibición comenzará una gira por toda la República.

Por su parte, Verónica Porte Petit, directora operativa de Educación Financiera Banamex afirmó: “Emprender es una actitud en la vida”, por lo que se busca que mediante juegos, interactivos y material audiovisual, los visitantes se familiaricen con conceptos como metas, planeación, innovación, recursos y toma de decisiones.

Este esfuerzo no está dirigido a un rango de edad específico sino a un rango de interés, coincidieron las directivas.

“Estamos dirigidos a las personas que ya empiezan a pensar en su vida productiva, es más bien un rango de interés que de edad o nivel socioeconómico”, enfatizó Silvia Singer.

La entrada a esta exposición no tiene costo adicional, los visitantes sólo deben cubrir la cuota de entrada que es de 55 pesos para el público en general.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ilse Santa Rita y Erika Barón, El Economista