México baja en competitividad turística

Archivo/Eleconomista.mx

En el ranking del WEF pasó del sitio 43 al 44 en dos años

El potencial turístico de México y el inédito apoyo gubernamental fueron insuficientes en los últimos dos años para lograr una mejor posición en el ranking 2013 sobre Competitividad en Viajes y Turismo, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) entre 140 países, y se descendió un escaño, al pasar del sitio 43 al 44.

La infraestructura y la inseguridad son dos de los factores que limitaron la escalada en el listado, liderado por Suiza, Alemania, Austria, España y Reino Unido.

Con tres de estos países México compartió en el 2011 el top 10 de receptores de turistas de la Organización Mundial de Turismo (OMT) y para la edición 2012 será desplazado por Austria, que registró más de los 23.1 millones de visitantes que ha reportado nuestro país de manera preliminar.

En el reporte bianual publicado en el 2009, nuestro país se ubicaba en una posición más alejada de quienes son ejemplo en competitividad turística, lugar 51, y los logros alcanzados los años posteriores no se sostuvieron durante la etapa final de la administración del expresidente Felipe Calderón, quien decretó el Año del Turismo en el 2011 y ofreció apoyo total al sector.

Seguridad: no está bien; 
no está tan mal

El Foro Económico Mundial considera 14 segmentos entre los que destacan: regulaciones, higiene, infraestructura, recursos humanos o tarifas, y cada uno de ellos tiene sus propios indicadores, los cuales tuvieron variaciones poco significativas.

Aunque subió una posición en el indicador relacionado con el costo que implica el crimen y la violencia en los negocios turísticos (del 132 a 131) aún se mantiene entre las 10 naciones más afectadas por este tema, entre ellas: Costa de Marfil, Colombia, Honduras, Jamaica, Venezuela, El Salvador y Guatemala, ninguna de ellas con la vocación turística de México.

En este rubro, incluso es superado por Nicaragua, Ecuador o Costa Rica, cuyo sector privado no siente una precisión por temas de inseguridad para realizar sus negocios.

Respecto de la capacidad hotelera, en el reporte del 2011 se ocupaba la posición 50 y ahora está en la 61, lo cual refleja el desinterés de los hoteleros por mejorar sus inmuebles por las variaciones negativas derivadas de la percepción de un país violento.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alejandro de la Rosa, El Economista