México quiere ser el país número uno de AL en producción de cerveza

Foto EE: Archivo

El valor del mercado cervecero en México ha crecido 53.6% y alcanzado los 21,587.8 millones de dólares; sin embargo, el reto de la industria es consolidar el “mexican beer moment” a fin de subirse al podio productor en el mundo, superar a Brasil y alcanzar el tercer lugar.

La directora de Cerveceros de México, Maribel Quiroga, señaló a Notimex que existen oportunidades con la próxima administración federal, con la que ya han tenido acercamientos, y trabajan para que se den las garantías de respeto de inversión, al esquema fiscal existente y de cobijo a una industria que ha anunciado inversiones por arriba de los 60,000 millones de pesos del 2015 la fecha.

“Sin duda estamos viviendo el momento de la cerveza mexicana y el gran reto es consolidarnos como el país cervecero del Siglo XXI… por supuesto seguir creciendo en términos de producción y en términos de exportación, para consolidarnos como el primer país exportador de cerveza del mundo, pero también para alcanzar una de las tres posiciones a nivel mundial”, afirmó.

En entrevista, Quiroga Fernández expuso que en la actualidad, México es el cuarto país productor, luego de que el año pasado se alcanzaran los 110 millones de hectolitros, pero, si siguen haciendo las cosas bien, continúa la inversión, se suman plantas, es posible alcanzar en algunos años a Brasil que el año pasado tuvo una producción 129 millones de hectolitros.

Tan sólo en 2017, las exportaciones del sector cervecero alcanzaron un récord histórico con 33 millones de hectolitros lo que representa un crecimiento de 2.8%, con un valor de 3,768 millones de dólares, de los cuales 26.7 millones de hectolitros fueron destinados a Estados Unidos, 922 millones a Reino Unido y 777 millones a China.

De acuerdo con la directora de Cerveceros de México, 81% se destinó a Estados Unidos, mientras que Reino Unido representó 2.8% , China 2.3%, Chile 1.6% y Canadá 1.4 por ciento.

Asimismo, destacó que también las artesanales están teniendo exportación, ya que el 5.32% de las cervezas en el año 2016 se vendía afuera de México, de las cuales el 90 por ciento de las marcas llegaba a Estados Unidos y Canadá, el 50 por ciento a Europa, el 30 por ciento América Central, el 30 por ciento a Asia, el 20 por ciento África y el 10 por ciento a Oceanía.

Consideró importante impulsar las ocasiones de consumo responsable en el país, el cual ha avanzado, dado que hace cinco años teníamos un consumo per cápita de 57 litros y actualmente ocupamos el lugar número 32 a nivel global, con una ingesta de 65 litros por persona.

De hecho, datos de Euromonitor señalan que de 2012 a 2017, el valor del mercado cervecero en México creció 53.6%, al pasar de los 14,54.7 millones de dólares a 21 mil 587.8 millones de pesos, pero se espera que para el 2022 llegue a los 26 mil 224 millones de dólares.

La consultora indica que el Grupo Modelo es el líder del mercado en el país, con una participación de 57.3%; seguido por Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken, con el 40.4%; mientas que Molson Coors Brewing Co tiene un 0.65, Cervecería Centroamericana SA un 0.2 por ciento.

Mientras que la cerveza artesanal representa el 0.1 por ciento de la industria, registrado el año pasado crecimientos de doble digito, cuyo reto es el tema impositivo que pagan este tipo de productos en México.

La directora de la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), Paz Austin, señaló recientemente que en 2017 la cerveza artesanal alcanzó los 108,723 hectolitros, lo que representó un crecimiento de 65 por ciento, con alrededor de 650 productores, además de representar el 0.1 por ciento de la industria.

“El año pasado las cervezas artesanales representaron el 0.1 por ciento del mercado, registrando un crecimiento de doble dígito. Hay muy buena inversión por parte de los emprendedores mexicanos, y es que ya tenía seis u ocho años crecieron su capacidad de producción, muchos proyectos nuevos”, destacó.

Sin embargo, dijo que el principal reto para el sector en México sigue siendo el tema del IEPS, ya que, si bien en materia de competencia todavía hay muchas barreras que romper, el más importante es un piso parejo en el anaquel, precios, impuestos y en oportunidades.

“Aunque pagamos el mismo porcentaje los cerveceros, es un impuesto que se creó cuando había dos competidores, el 26.5% sobre el valor de producción (IEPS), el costo de producción de las dos grandes es muy similar pero al haber un tercer competidor que somos muy chiquitos y a baja escala tenemos en contra también insumos mucho más caros y con procesos diferentes”, detalló.

CRÉDITO: 
Notimex