México avanza en competitividad

Foto: Especial

Escala cinco lugares según el Instituto para el Desarrollo Gerencial

Con el mayor avance en América Latina, México escaló cinco posiciones para situarse en la 32 en el Anuario de Competitividad Mundial 2013, elaborado por el Instituto para el Desarrollo Gerencial (IMD, por su sigla en inglés), con sede en Lausana, Suiza.

La clasificación abarcó a 60 países; entre ellos, siete latinoamericanos. Con el avance de este año, México se acercó y se perfiló a desplazar -de continuar la tendencia- a Chile, quien ha dominado históricamente esta clasificación en forma regional.

Chile perdió dos posiciones y se colocó en la 30, seguido por Perú, quien ganó una (sitio 43); Colombia ascendió cuatro (48); Brasil bajó cinco (51); Argentina cayó cuatro (59), y Venezuela descendió una (60).

“En Latinoamérica, México ha tenido un pequeño renacimiento en su competitividad, que ahora necesita ser confirmado conforme pasa el tiempo, con la implementación continua de reformas estructurales”, destacó el IMD. Apenas en el 2009, México estuvo en el lugar 50 de esta clasificación y Chile estaba en el 25.

Estados Unidos recuperó la primera posición en el 2013, dejando atrás, en orden descendente, a Suiza, Hong Kong, Suecia y Singapur.

Los BRICS tuvieron un comportamiento mixto: China ganó dos posiciones (se colocó en la 21), Rusia avanzó seis (42), India retrocedió cinco (40) y Sudáfrica descendió tres (53).

Las mayores fortalezas de México fueron las horas trabajadas, las políticas del banco central, el índice de costo de vida, las tasas de cambio y la amenaza de relocalización de servicios, plantas productivas y centros de investigación y desarrollo.

Entre sus debilidades, destacaron la proporción de servicios exportados, los derechos de propiedad privada y de seguridad personal, la justicia, los activos en el sector bancario, el Índice Gini (mide la desigualdad de ingresos), los subsidios, la legislación de competencia, la conectividad, la telefonía móvil y la educación primaria.

En la encuesta de opinión que realizó el IMD, de 15 indicadores clave de mayor atractivo de la economía mexicana, los mejores evaluados fueron la competitividad de los costos y la fuerza laboral capacitada, mientras que la cultura de la investigación y el desarrollo y la calidad de la gobernanza corporativa registraron las peores calificaciones.

En el 2012, en el Índice de Competitividad de Foro Económico Mundial, que incluye una mayor proporción de encuestas frente a la medición del IMD, México se ubicó en la posición 53 entre 144 países (cinco posiciones más).

[email protected]

CRÉDITO: 
Roberto Morales, El Economista