México pierde por desigualdad de género

Rodolfo de la Torre considera que hay tres aspectos que pueden incrementar el acceso de la mujer al mercado de trabajo; se requieren subsidios a la educación y diversos apoyos.

“Hay una pérdida de desarrollo nacional calculada en 1%, debido a las desigualdades de género. Puede parecer muy poco, pero en el agregado es muchísimo, es una pérdida grave de riqueza”, comenta Rodolfo de la Torre, director de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano en México, del Programa de Naciones Unidas para El Desarrollo (PNUD).

“Todavía sobrevive en algunas familias mexicanas la idea de que si van a invertir en capital humano, lo mejor es hacerlo con los hombres, eso pone en desventaja a las mujeres y ya en el mercado laboral encuentran acomodo en ocupaciones con menores ingresos”, comenta el investigador. “Además, hay discontinuidades en su participación laboral, pérdida de ingreso y reducción en el pago, variaciones atribuibles a su ciclo de vida reproductivo”.

No obstante, el PNUD ha identificado una situación paradójica, ya que “muy pocas mujeres se insertan en el mercado laboral, pero una vez en él, tienen mejores condiciones que los hombres en salario, prestaciones y horas trabajadas”. Esta conclusión parte de una investigación realizada de manera conjunta con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), cuyas conclusiones se darán a conocer pronto.

Rodolfo de la Torre considera que hay tres aspectos que pueden incrementar el acceso de la mujer al mercado de trabajo: 1) subsidios educativos especiales en niveles de educación intermedios y avanzados; 2) mejorar las condiciones de ingreso de las mujeres al empleo y 3) una vez en el mercado laboral, proveer bienes públicos que reduzcan sus probabilidades de salida, tales como guarderías.

Con información de José Merino

CRÉDITO: 
José Merino