México, entre los 10 países con más smartphones

Foto: Especial

Se espera que en 2013 el consumo crezca 40 por ciento

En el 2013, la cantidad de teléfonos inteligentes (smartphones) en México crecerá 40% para llegar a las 18.5 millones, desde los 13.2 millones de un año antes. Con la cifra, México se posiciona como la décima potencia global en venta de smartphones, proyectó la firma International Data Corporation (IDC).

“México a nivel de smartphones, durante el 2013, estamos esperando que se vuelva la décima potencia a nivel mundial en términos de desplazamiento de unidades de smartphones y en Latinoamérica se mantenga como la segunda potencia, después de Brasil”, expresó Cristina Rivas, gerente de Programas de Investigación para el sector Consumo de IDC México.

Entrevistada tras la presentación en México de los dispositivos Lumia 520 y 720 de Nokia, la analista detalló que en este año, el consumo de los dispositivos inteligentes superará al de los teléfonos móviles básicos y feature phones.

“Es un cambio de paradigma muy importante porque estamos viendo que el mercado mexicano se está volviendo más hacia los smartphones que a los teléfonos tradicionales”, explicó.

La firma proyecta que a nivel mundial, los envíos de teléfonos inteligentes alcanzarán los 918.6 millones de unidades en el 2013, cifra 27% superior a los 722.4 millones de equipos vendidos el año pasado. “Latinoamérica es una de las regiones con tasas de crecimiento en las ventas de smartphones, con cerca de 50% y México está en ese rango”, agregó Rivas.

El mercado de las tabletas también tendrá un mayor desplazamiento respecto de las notebooks tradicionales y de las PC. La analista de IDC estimó que la venta de tabletas en México llegará a los 3.8 millones de unidades al cierre del año, desde las 1.6 millones colocadas en el mercado un año antes.

Rivas agregó que en términos de crecimiento, las tabletas continuarán con un crecimiento de triple dígito. IDC proyecta que las ventas de tabletas a nivel mundial en el 2013 llegarán a los 190.9 millones de unidades, cuando el año pasado fueron 128.3 millones de unidades.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre, El Economista