México enfrenta riesgos

Foto: Especial./ elempresario.mx

La desaceleración de la actividad económica no es el único riesgo que enfrenta México para el 2011. También arrastra la carga de mantenerse estancado en la media tabla de cuatro indicadores internacionales que miden su atractivo para las inversiones productivas.

Comparativamente, México mejoró en dos de los indicadores, como el que mide Competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés), donde pasó del puesto 66 al 60 y Facilidad para hacer negocios que desarrolla el Banco Mundial, donde brincó del sitio 41 al 35. El punto es que la muestra total de países comparados es de 149 para el índice del WEF, lo que deja al avance de México todavía en la media tabla.

Además, en el índice del Banco Mundial, como una situación extraordinaria, no incluyó entre los ponderadores que cuentan para establecer las posiciones de los países al mercado laboral, lo que significó una mejora de más de 10 posiciones para el país.

Es decir, al omitir el componente de empleo de trabajadores “por el recálculo de la construcción del ranking agregado” México “ganó” competitividad.

Cabe recordar que solían ser cinco los componentes para medir este ranking; se trata de protección de inversionistas, derechos de acreedores y prestamistas; apertura de una empresa, el registro de propiedades y el manejo de permisos de construcción que miden la eficiencia de las regulaciones para alcanzar un permiso y flexibilidad del mercado laboral.

Y más corruptos

En el Barómetro de la corrupción, México cayó del sitio 89 al 98, según Transparencia Internacional.

Según Eduardo Bohórquez, director ejecutivo de Transparencia Mexicana, “no se ve que haya un esfuerzo coordinado y coherente en todo el territorio nacional para combatir la corrupción en todas sus facetas. Y es lo que terminamos por ver en los índices”, declaró.

De acuerdo con la experiencia internacional, las políticas de estado consistentes sí pueden llevar a los sistemas de las naciones a escalar en el Índice de Percepción de la Corrupción, dijo, y el caso de Singapur en Asia o Chile en América Latina.

En ambos casos pasaron 10 años de políticas constantes de modernización del estado para conseguir una escalada en el ranking.

Mercado sin fuerzas

Otro indicador difundido en el transcurso del año fue el Índice de Libertad Económica del Fraser Institute. Los expertos en medir el desarrollo social de los países, detallaron: “Mientras el gobierno permita los monopolios en telecomunicaciones, energía y transporte, continuará sin detonar mejores oportunidades de vida en el país, como la mayor oferta de empleos”. En este comparativo, seguimos estancados en el sitio 69 de 149 países.

Al respecto, Karl Sauvant, director ejecutivo del Programa de Inversión Extranjera en la escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, consideró en charla que resultaría relevante que tanto las autoridades, como las empresas y las escuelas universitarias tomen nota de estas observaciones internacionales para mejorar y fortalecer su atractivo en los factores, donde han calificado de manera insuficiente.

México requiere mejorar su índice de competitividad laboral.

[email protected]

CRÉDITO: 
Yolanda Morales, El Economista.