Mercadotecnia, con estrategias de RSE

Foto: Cortesía

Fomenta la participación de tus consumidores

Las prácticas de responsabilidad social son una buena herramienta para dar a conocer el compromiso que tienen las empresas con la sociedad y las problemáticas de diversa índole con las que se enfrenta. Dichas prácticas no sólo aumentan la confianza, fidelidad y compromiso de los trabajadores, sino también de los clientes y posibles consumidores de nuestros productos o servicios, por lo que, quienes las implementan, lo reflejan en la percepción de su imagen y por ende en sus ventas.

Una Empresa Socialmente Responsable (ESR) fomenta la participación de los consumidores y genera alianzas con otras marcas, así resalta frente a su competencia y obtiene más consumidores, los cuales prefieren marcas comprometidas que aporten algo al mundo en que viven. En nuestro país hay diversas corporaciones que se reconocen y gozan de buena reputación por las acciones que han implementado al respecto y aunque en su mayoría se trata de firmas grandes, esto no quiere decir que las pequeñas y medianas empresas no puedan unirse a estos proyectos, que de hecho son una excelente oportunidad para su desarrollo.

Problemáticas como desnutrición, analfabetismo, violencia, contaminación, cambio climático, entre otras, han sido los temas de lucha centrales para algunas empresas; sin embargo, existen miles de causas con las que puede contribuir tu pyme, basta ver las carencias que tiene el país para estar concientes que una mano más, nunca sobra. Si aún no sabes cómo ser partícipe de acciones que contribuyan a mejorar tu entorno, a continuación te presento algunos tips que te ayudarán a lograrlo.

Primero debes identificarlas las necesidades de tus consumidores y las problemáticas que más les preocupan, de esta forma colaboras de manera más local.

  • Según las actividades que realice tu empresa, elige un tema social en el que puedas contribuir, así resaltarás la imagen de tu firma; por ejemplo, si fabricas o distribuyes artículos escolares, implementa acciones que apoyen la educación.
  • Destina recursos a organizaciones que trabajen sobre una problemática social, solo verifica que se trate de una sólida que ya tenga cierto prestigio, pues un mal manejo de los recursos pondría en jaque la reputación de tu empresa.

Recuerda que una empresa no sólo es socialmente responsable cuando se interesa por condiciones humanitarias o ambientales, sino también cuando se preocupa por las condiciones de sus trabajadores. Para la sociedad es muy grato que existan empresas comprometidas en construir un entorno mejor y para éstas equivale a mayor prestigio y fortaleza.

¡Anímate a implementar esta área en tu negocio!

*Fundador y Director de Expresa, empresa de mercadotecnia y promoción con 14 años de experiencia.

Twitter: @adolfotunon

CRÉDITO: 
Adolfo Tuñón*