Informales, lastre de negocios en el centro de Mérida

Foto: Especial

Prevén mercados periféricos como solución al problema

Mérida, Yucatán. Uno de los principales problemas que afectan a los sitios con innegable potencial turístico es el ambulantaje, fenómeno con gran penetración en el país. Mérida no es ajena a la problemática, por lo que el presidente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Jorge Manzanilla Pérez, planteó la idea de construir mercados periféricos en la capital yucateca como solución viable al problema del comercio ambulante que la aqueja.

En entrevista, expuso que “está más que claro que en tanto siga sin resolverse el problema del ambulantaje en el centro, será difícil rescatar la vocación turística y comercial del corazón Mérida”.

Como suele suceder en casi todas las ciudades mexicanas, esta urbe ha padecido por muchos años, la ocupación de sus banquetas y calles por vendedores en puestos ambulantes y semifijos, quienes dificultan el tránsito peatonal y limitan la apertura de negocios formales, manifestó el funcionario.

Aunque se supone que tanto el Reglamento de Vialidad de Yucatán y las propias normas municipales que rigen el comercio en las calles de Mérida, prohiben la venta de mercancías y puestos en nueve manzanas del centro histórico, la realidad es otra, señaló.

La ley de vialidad es clara y señala que las calles están hechas para el tránsito peatonal y no para la venta de mercancías y lo mismo con el reglamento municipal de mercados, pero en ninguno de los casos se hacer respetar la ley”, anotó el líder del comercio establecido.

“Esa situación, no sólo afecta a comercios y peatones, sino que toma nuevas dimensiones, después de que el gobierno estatal invirtió más de 300 millones de pesos para rescatar y mejorar la imagen de las nueve manzanas que forman el corazón del centro histórico”, añadió.

Recordó que la semana pasada, la Canaco firmó un acuerdo con el alcalde Renán Barrera Concha para apoyar el traslado de los ambulantes a otras zonas de la ciudad y convertirlos a la formalidad a partir de marzo próximo.

Sin embargo, el plan podría no prosperar, si no se encuentran los espacios adecuados para instalar a los comerciantes informales que se retirarían de las calles , de ahí la necesidad de invertir en la construcción de nuevos mercados y centros de abasto en zonas estratégicas fuera del centro, planteó.

El dirigente de los comerciantes comentó que el municipio podría no tener la capacidad económica para edificar tantos mercados, pero podrían buscarse los caminos con el apoyo del gobierno del estado y el propio gobierno federal.

“Se han invertido cientos de millones en el rescate del centro, de hecho se pidió un préstamo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para hacer esas obras, el cual, tendremos que pagar todavía los yucatecos por muchos años”, indicó.

De tal modo, que sería positivo usar mecanismos similares, para tener los recursos que permitan edificar nuevos centros de abasto popular en la capital yucateca, concluyó.

[email protected]
DCC

CRÉDITO: 
Notimex