Mercado laboral no cubre perfil que buscan empresas

Foto: Archivo/El Economista

Las dificultades para cubrir vacantes en México van en aumento; 44% de las empresas se enfrentan a dificultades a la hora de buscar al candidato adecuado, cuyo porcentaje se incrementó 6% respecto del 2013 y está 8% arriba del promedio global, que se ubica en 36%, siendo los técnicos el puesto más difícil de cubrir.

Así lo revela la novena Encuesta de Escasez de Talento 2014 que dio a conocer la firma de capital humano Manpower Group, en donde no sólo la falta de competencias técnicas impide encontrar al mejor personal, sino también hace falta entusiasmo y motivación del candidato, y sobre todo, para el caso de América Latina, el dominio de una lengua extranjera.

Héctor Márquez Pitol, director comercial de la firma, detalló que es cierto que hacen falta competencias, como el idioma, en donde 36% de los empleadores considera que es una de las principales razones por las que no cubren sus vacantes, pero también se suman otro tipo de factores como el salario.

“No es tan sencillo asumir una política de tener puestos con mejores salarios, pero es algo que tiene que ocurrir en México. Si quieres tener gente capaz para ocupar una posición, hay que mejorar ese aspecto, de lo contrario la gente se te va. No dar buenos salarios es un camino hacia optar por la informalidad”, destacó Márquez Pitol.

Así, las 10 posiciones más difíciles de cubrir son: técnicos, operadores de producción maquinaria; ingenieros, gerentes de ventas; representantes de ventas; personal de apoyo en oficinas; oficios manuales calificados; gerentes/directivos; personal de contabilidad y finanzas, y personal de tecnologías de la información.

De acuerdo con los resultados de la encuesta realizada en el primer semestre de este año y para la cual se entrevistó a 40,000 empleadores de 42 países, entre las habilidades más difíciles de cubrir para 36% de los consultados está el manejo de idiomas; la investigación para 35%; el emprendedurismo, 32%; el análisis, 31%; planeación y organización, 30%, y entrenamiento y enseñanza, 27 por ciento.

pmartinez@eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez / El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.