Mejora tus hábitos y tus finanzas

Archivo/Eleconomista.mx

Conoce el costo que generan las malas costumbres

Termina otro año y a pesar de los esfuerzos, no pudiste cumplir con tus principales propósitos del 2011: dejar de fumar, tomar menos refrescos e intentar bajar esos kilitos de más.

¿Qué te parecería iniciar el 2012 con nuevas intenciones, ahora sí cumplirlas, y además mejorar tus finanzas?

Todos los gastos que realizas en cigarros, refrescos y comida significan importantes desembolsos, situación que tal vez no hayas tomado en cuenta.

Según datos de la Secretaría de Salud, los anteriores puntos generan tres problemas públicos de salud de los que más se padecen en el país y significan importantes erogaciones para el presupuesto de la dependencia.

¿Cuánto te cuesta el gusto por el cigarro?

En México, el precio de la cajetilla de cigarros con 20 piezas va de los 32 a los 38 pesos, según información de diferentes expendios.

Datos de la última Encuesta Nacional de Adicciones, realizada en el 2008, indican que el consumo per cápita es de seis cigarrillos diarios.

Tomando en cuenta lo anterior, una persona que fuma seis tabacos al día se termina una cajetilla en tres días, fuma dos cajetillas a la semana e inhala 104 cajetillas al año. Es decir, si fuma de los cigarros que cuestan 38 pesos, desembolsa 3,942 pesos anualmente.

El presidente de la Alianza contra el Tabaco, Rafael Camacho Solís, mencionó que son millones de personas en el país las que gustan del cigarro, pero también miles las que sufren sus consecuencias.

En México, fuman entre 13 y 14 millones de personas y mueren 60,000 a consecuencia de esta adicción, en tanto que los jóvenes, en su mayoría mujeres, se inician como fumadores a los 12 años”, destacó.

¿Un refresquito?

Datos del Centro de Investigación en Nutrición y Salud de la Secretaría de Salud dicen que el consumo per cápita de refrescos y bebidas carbonatadas aumentó de 120 a 152 litros al año para el 2010, de los cuales, 75% es de refrescos de cola. Un refresco de 1 litro cuesta en promedio 10 pesos.

Por lo que si una persona consume 152 litros de refresco al año, puede gastar hasta 1,552 pesos por persona. Si lo multiplica por una familia con cuatro integrantes, el gasto se eleva hasta los 6,208 pesos.

La última encuesta de ingreso-gasto del Instituto Nacional de Estadística y Geografía destaca que las familias mexicanas destinan entre 7 y 10% de sus ingresos totales en la compra de estos productos.

La comida de temporada

A final de año es cuando las personas planean, piensan los propósitos de año nuevo, pero también cuando más se descuidan por las comidas de trabajo, las posadas y las cenas de Navidad y Año Nuevo.

El Instituto Mexicano del Seguro Social alertó que en esta temporada las personas pueden subir de peso hasta ocho kilos, lo que implica diversos problemas de salud a corto y mediano plazos.

El principal es el de obesidad, rama en la que México ocupa los primeros lugares a nivel mundial y que implica, como en los dos anteriores casos, gastos importantes tanto para las finanzas familiares como para las gubernamentales.

CRÉDITO: 
Salomón Rodríguez, El Economista