Medir impacto social, círculo virtuoso

Foto: El Economista

Importante que las instituciones identifiquen y apliquen la metodología que más se adecue a sus proyectos

Evaluar y monitorear los procesos y estrategias de impacto social promovidas por empresas y organizaciones de la sociedad civil (OSC) contribuye positivamente a fortalecer lazos de confianza con beneficiarios y financiadores e incrementar el impacto de las acciones, haciendo un círculo virtuoso, consideraron especialistas.

Tanto empresas como las OSC deben analizar la herramienta o metodología de medición de impacto más adecuada a sus estrategias y no “casarse” con una sola. El reto es crear procesos de pensamiento lógico, un diseño de evaluación, definir objetivos y unidades de análisis para determinar qué tipo de medición se adapta más a sus necesidades, su muestra de beneficiarios y su procesamiento e interpretación de datos.

En el Segundo Encuentro de Medición de Impacto Social en México, organizado por la organización Ashoka, especialistas consideraron de suma importancia que OSC y empresas midan el impacto de su acción social.

Calcula tu retorno social

El Retorno Social de la Inversión, (SROI, por su sigla en inglés) es un método basado en indicadores específicos que proporcionan un enfoque consistente para entender, medir, y manejar el impacto de una organización o programa.

Esta metodología, explicó Matthew Goodman, cofundador y CEO de Meta Américas, utiliza valores monetarios para representar resultados más amplios, de manera que los tomadores de decisiones a cualquier nivel en una organización o compañía puedan entender el impacto fácilmente. Es viable para el sector social y el empresarial: el primero puede usarlo con un enfoque de medición de impacto y cumplimiento de sus metas establecidas, mientras que el segundo puede privilegiar la gestión de riesgos socioambientales, como residuos sólidos, contaminación, derechos humanos, productividad, entre otros.

Algunas organizaciones que han utilizado el SROI son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Universidad la Salle. Más información en: www.meta-americas.com.

Incidencia eficaz en política

El programa Advocacy Planning and Evaluation Program (APEP) del Instituto Aspen es una herramienta online que se puede consultar en www.aspeninstitute.org/aspen y está dirigida a todos aquéllos que quieren planificar y evaluar el impacto de una campaña social que busca modificar políticas públicas.

Roberto Medina, gerente senior de APEP, explicó que esta herramienta resulta de interés para las organizaciones que tengan como objetivo incidir en políticas públicas específicas, tales como el cambio de reglamentaciones o de sólo una política en particular.

El programa lo guía para aclarar el objetivo, la audiencia y la táctica de la campaña. A medida que se avanza a través de las herramientas, APEP plantea algunas preguntas para ayudar a los usuarios a probar suposiciones acerca de cómo va a ocurrir el cambio político.

Al establecer puntos de referencia significativos y medibles en el comercio de su proceso de planificación y evaluación —y al comprobar periódicamente para evaluar y revisar su progreso hacia el logro de estos puntos de referencia— los usuarios del APEP son capaces de documentar los resultados de su trabajo, finalizó Medina.

A quién, cómo y hasta dónde

La organización Algo en Común se basa en tres grandes áreas para realizar la medición del impacto social; éstas son: cobertura, calidad y replicabilidad. La primera parte cubre el acceso a beneficiarios, visibilidad y accesibilidad. El área de calidad se divide en dos grupos en función de su impacto; el primero es el impacto interno de la organización, que son los recursos necesarios para el desempeño del proyecto, y el segundo grupo es el impacto externo de la organización, como sería el cumplimiento de objetivos. Finalmente se analiza qué tan replicable puede ser la acción.

La metodología está diseñada para aplicarla a proyectos sociales impulsados por empresas, gobierno, fundaciones u OSC. Aprende más sobre esta herramienta en: www.algoencomun.org.

Explora y comunica

La exploración apreciativa es una metodología para promover un proceso participativo, creativo, propositivo y proactivo para evaluar el impacto social, explicó Castulina Niño, directora del Project Concern International (PCI) México. Este proceso implica el desarrollo de cuatro etapas: descubrir, visualizar, diseñar y comunicar tanto resultados como propuestas de alternativas de acción. La metodología la pueden aplicar OSC, instituciones públicas y empresas; éstas últimas especialmente en el área de responsabilidad social. Más detalles con [email protected].

Según los especialistas, es importante que las instituciones identifiquen y apliquen la metodología de medición más adecuada a sus proyectos y necesidades, para medir el impacto generado.

[email protected]

CRÉDITO: 
Perla Pineda, El Economista