Más de 10,000 mdp necesitará el Banco del Bienestar para llegar a 13,000 sucursales

La inversión significa un costo por unidad de 1 millón de pesos por unidad. Foto: Especial

La instalación de las últimas 10 sucursales del Banco del Bienestar, antes conocido como Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, significó un gasto para dicha entidad de casi 5 millones de pesos, con una erogación promedio por sucursal de 493,000 pesos. Con base en estas cifras y cálculos de especialistas, para alcanzar 13,000 sucursales al 2024, tendría que erogar entre 6,000 millones y 10,000 millones de pesos sólo para su instalación , esto sin contar los gastos de mantenimiento.

De acuerdo con una solicitud de transparencia realizada por este medio al banco de desarrollo dirigido por Rabindranath Salazar Solorio, el costo total de instalación de las últimas 10 sucursales del Banco del Bienestar fue de 4 millones 932,996 pesos, con gastos por unidad que van de 100,853 pesos hasta 622,756 pesos.

Según lo dicho por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Banco del Bienestar tiene que ser el principal dispersor de los programas sociales de esta administración, por lo que el número de sucursales pasaría de 538 a 13,000 para poder llegar a las zonas de más difícil acceso en el país.

Para este proyecto, López Obrador ha develado que contaría con el apoyo del Banco Mundial para expandir su infraestructura y no se escatimaría en recursos para lograr dicho objetivo, además de que utilizaría al Ejército para llevar a cabo la instalación de los puntos de atención.

De acuerdo con Raymundo Tenorio Aguilar, economista del Tecnológico de Monterrey, el desarrollo de un plan de 13,000 sucursales para el Banco de Bienestar, como lo plantea el Ejecutivo, podría significar una inversión de poco más de 10,000 millones de pesos, con un costo por unidad de 1 millón de pesos y hay que agregar un costo de mantenimiento de todas las sucursales que podría ser del orden de los 3,000 millones de pesos anuales.

“Pensar en una infraestructura de este tipo sería hablar de una inversión en infraestructura física de más de 10,000 millones de pesos, al menos se gastarían 1 millón de pesos por sucursal. Entonces es una aspiración genuina del presidente, que es posible si se tienen más de 10,000 millones de pesos disponibles para hacer la inversión”, explicó Tenorio Aguilar.

El experto cuestionó que además de esta inversión se tienen que sumar los costos de mantenimiento, lo que si bien ante los ojos del presidente podría ser un plan que funcione, es probable que sea ineficaz, pues hay mecanismos que implicarían menos recursos para dispersar el dinero de los programas sociales del gobierno.

“Me parece que es querer centralizar y hacer todo desde una entidad, cuando las sucursales de la banca comercial y cajeros pueden bajar esos costos. Será eficaz para lo que quiere el gobierno pero será ineficiente y no se puede caer en una ineficiencia del gasto, también la tecnología permite transferir dinero a las tarjetas de las personas; entonces, desde luego las tecnologías de información pueden abaratar estos costos de infraestructura y mantenimiento que pueden ser muy costosos”, acotó el especialista.

En la actualidad, los bancos comerciales en su conjunto cuentan con una presencia de 13,000 sucursales.

Dentro del banco de desarrollo aún se afinan detalles sobre la perspectiva del gasto que significará ampliar su presencia en el país y además, se afina todo para la contratación de un nuevo core bancario, que también significaría un gasto estimado en millones de pesos, el cual sería el soporte tecnológico de la entidad para poder hacer las transferencias necesarias.

A septiembre pasado, el banco de desarrollo contaba con un saldo en su cartera de crédito de apenas 2,678 millones de pesos y un saldo en captación de 19,709 millones de pesos.

Para este proyecto, López Obrador ha develado que contaría con el apoyo del Banco Mundial para expandir su infraestructura y no se escatimaría en recursos para lograr dicho objetivo, además de que utilizaría al Ejército para llevar a cabo la instalación de los puntos de atención. El costo total de instalación de las últimas 10 sucursales del Banco del Bienestar fue de 4 millones 932,996 pesos, con gastos por unidad que van de 100,853 pesos hasta 622,756 pesos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Fernando Gutiérrez / El Economista