Marketing para pymes

Foto: Cortesía

Utiliza los recursos tecnológicos a tu favor y sin gastar de más

Los directivos de las pymes suelen pensar que las estrategias de marketing sólo son para las grandes empresas, para los emporios económicos globales, y que la inversión suele ser simple y llanamente millonaria. Hoy no hay lugar para esta idea en un momento histórico donde los recursos tecnológicos son múltiples, baratos y accesibles para los no expertos.

El objetivo del marketing son las ventas, y no hay nada más falso que creer que una empresa, por pequeña que sea, no necesita gestionar para venderse de la mejor manera entre sus clientes. Hoy, hasta un profesionista independiente debe gestionarse como una marca para presentar su CV.

En estos tiempos, el marketing ha encontrado canales muy variados con la fragmentación de los medios. Lo mismo se puede subir un video por cero pesos en You Tube, que lanzar correos entre las bases de datos de los clientes. Pero además, hoy existen agencias de publicidad de todos los tamaños y presupuestos posibles, gracias a las nuevas herramientas tecnológicas. Y la necesidad de crear, producir, comprar o vender en mercados locales o entre comunidades específicas, no sólo es una moda, sino una tendencia sociocultural.

Crear páginas en las redes sociales, abrir blogs, intervenir en foros, participar en ferias, expos; usar rutinariamente las páginas gratis de información y promoción por internet, hacer de los empleados un cuerpo natural de vendedores de la marca y hacer encuestas de calidad con regularidad, son por ejemplo, elementos al alcance de la mano de todo negocio o empresa.

No está de más revisar un libro, por ejemplo: Al Ries y Jackson Trout, dos especialistas en marketing, escribieron el texto "Las 22 leyes Inmutables del Marketing". El resumen dice así:

  1. 1. Es mejor ser el primero que ser el mejor.
  2. 2. Si no consigues ser el primero, crea una nueva categoría en la que puedas serlo.
  3. 3. Es mejor ser el primero, en la mente del consumidor que el primero en el punto de venta.
  4. 4. El marketing no es una batalla de productos, es una batalla de percepciones.
  5. 5. El principio más poderoso en marketing es poseer una palabra en la mente de los clientes.
  6. 6. Dos empresas no pueden poseer la misma palabra en la mente del cliente.
  7. 7. La estrategia a utilizar depende del peldaño que se ocupe en la escalera.
  8. 8. A la larga, cada mercado se convierte en una carrera de dos participantes.
  9. 9. Si optas al segundo puesto, tu estragia está determinada por el líder.
  10. 10. Con el tiempo, una categoría se dividirá para convertirse en dos o más categorías.
  11. 11. Los efectos del marketing son a largo plazo.
  12. 12. Hay una presión irresistible que lleva a la extensión de la marca.
  13. 13. Siempre hay que renunciar a algo para conseguir algo.
  14. 14. Para cada atributo hay otro opuesto igual de efectivo.
  15. 15. Cuando admitas algo negativo, el cliente potencial te concederá algo positivo.
  16. 16. En cada situación, sólo una jugada producirá resultados sustanciales.
  17. 17. Salvo que escribas los de tus competidores, no podrás predecir el futuro.
  18. 18. El éxito suelo preceder a la arrogancia y la arrogancia al fracaso.
  19. 19. El fracaso debe ser esperado y aceptado.
  20. 20. A menudo, la situación es lo contrario de cómo se publica en la prensa.
  21. 21. Los programas que triunfan no se construyen sobre novedades, sino tendencias.
  22. 22. Sin los fondos adecuados, una idea no despegará del suelo.

Y para quienes tienen la iniciativa de contratar publicistas, la recomendación clave es dotarles de un brief con toda la información que necesita un creativo publicitario para que haga su trabajo de la mejor manera.

Un brief son algunas líneas informativas sobre la empresa o negocio. El especialista en marketing, Abraham Geifman, sugiere hacer un par de hojas con este guión.

Antecedentes: El documento debe explicar lo que se espera de la campaña o pieza creativa. Desde dar conocer un producto, generar conocimiento de marca, comunicar una promoción, entre otros.

Objetivos de comunicación: Este apartado debe explicar lo que se espera de la campaña o pieza creativa. Desde dar a conocer un producto, generar conocimiento de marca, re posicionar una marca, comunicar una promoción, entre otros.

Estrategia: Es la razón que explica los medios a utilizarse para dicha campaña y/o la forma en que se comunicará.

Actividades o piezas: Esto obedece a la estrategia y es el listado de materiales que el creativo debe desarrollar para su campaña.

Posicionamiento: Esta es la sección más importante, ya que esta frase debe transmitir la estrategia de diferenciación del producto, su propuesta única de venta y los reforzadores. Debe además expresar las razones que hacen válido este posicionamiento.

Tono de la comunicación: Esto sirve de gran guía para el creativo, ya que le permite saber de antemano si puede utilizar aspectos humorísticos, emocionales, formalidad en colores y valores de producción, entre otros.

Observaciones: Este apartado permite ofrecer más detalles sobre restricciones creativas o técnicas, tiempos, colores instituciones, logotipos y otros aspectos importantes.

Dicha información forma límites creativos para el publicista y da mayor certeza de que la campaña estará de acuerdo con las necesidades, expectativas y realidades del cliente.

Crtesía: http://www.negociosmx.net

CRÉDITO: 
Susana Tamayo*