Manufactura registra pérdidas importantes

Foto: Cortesía

Industria textil, del vestido y del cuero, de las más perjudicadas.

En la última década, las manufacturas redujeron en 9 puntos porcentuales su participación en las exportaciones totales de México. En el 2011 tuvieron su peor caída, cuando su participación en las ventas al extranjero se contrajo 3 puntos porcentuales, según cifras del INEGI.

Hace 10 años, la participación de las manufacturas en las exportaciones mexicanas era de 89%; para el 2011 su participación cayó a 80% dando paso al incremento de las exportaciones del sector petrolero, el cual actualmente contribuye con 16% de las ventas al extranjero, seguido por el agropecuario con 3% y el de industrias extractivas con 1% de las exportaciones totales.

Los sectores manufactureros que más han disminuido su nivel de exportaciones son la industria textil, del vestido, del cuero y de la madera, todas ellas disminuyeron 28% sus ventas en el extranjero, según cifras de la Secretaría de Economía.

Dado lo anterior, la industria textil, del vestido y del cuero disminuyó su participación en las exportaciones manufactureras de 7.9 a 2.9% a lo largo de los últimos 10 años; en tanto que la participación de la industria maderera cayó de 0.5 a 0.2 por ciento.

Sin duda, la industria textil, del vestido, del cuero y de la madera han experimentado presión que ha ejercido la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), ya que la competencia para los productos de México ha aumentado.

Los sectores que han dado la cara por el sector manufacturero son el minerometalúrgico, que del 2001 al 2011 incrementó su participación en las exportaciones manufactureras de 1.4 a 6.3%, y el de alimentos, bebidas y tabaco que aumentó de 2.6 a 4.2% en el mismo lapso de tiempo.

Falta contenido nacional

De acuerdo con una investigación de Ramón Inzunza Acosta, profesor de la Universidad de Occidente, el proceso de apertura comercial, si bien ha incrementado las exportaciones, no ha llevado a un aumento en el crecimiento económico por la falta de producción de bienes intermedios y finales que fortalezcan la producción manufacturera.

Para Inzunza Acosta “la falta de producción de bienes intermedios y finales se debe a que se sigue exportando el mismo nivel de materias primas que deberían utilizarse en la producción de manufacturas. Si los productos a exportar mantienen poco valor agregado nacional, más que ofrecer un crecimiento económico continuo, pueden ser un limitar el desarrollo nacional”.

Para el 2012, las situación del sector manufacturero de México no se vislumbra mejor, la calificadora Standard & Poor’s espera que el fortalecimiento de la demanda de los consumidores de Estados Unidos se vea limitado por el todavía elevado desempleo y el apalancamiento de los consumidores, por los estándares más estrictos para el otorgamiento de créditos, y la difícil situación en el sector de la vivienda.

CRÉDITO: 
Edmundo Sánchez, El Economista