Mala logística eleva 40% precios

Convertir la cadena de abastecimiento en parte de las decisiones estratégicas del negocio, elegir bien el mercado y desarrollar índices eficientes de medición de gastos, los retos.

Los retos en materia de logística para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) son tres: convertir la cadena de abastecimiento en parte de las decisiones estratégicas del negocio, elegir bien el mercado y desarrollar índices eficientes de medición de gastos, comentó Jesús Campos, director ejecutivo de la Asociación de Profesionales en Compras, Abastecimiento y Logística (Aprocal).

La cadena de suministro para las Pymes, según la Secretaría de Economía (SE), representa entre 15 y 20% del precio del producto colocado en el punto de venta. Sin embargo, una cadena poco eficiente puede elevar el porcentaje a 40%, dijo.

“El costo logístico sigue siendo muy alto para el país”, comentó Rafael Piñón, académico del Tecnológico de Monterrey, ciudad de México.

Los productos ligeros y grandes son los más caros por sus características intrínsecas, haciendo que esta parte de la cadena represente hasta 30% del precio de venta.

De acuerdo con AT Kearney, la eficiencia logística de las Pymes está por debajo de la media nacional que es de 88.6%, con una calificación de 84.6%; mientras que los líderes en la cadena de abastecimiento alcanzan niveles de 96.2% por la importancia que le atribuyen al proceso.

La importancia de ser eficiente

Una cadena de abastecimiento mejor estructurada no sólo tiene la capacidad de absorber los incrementos de los insumos y procesos, sino que ayuda a hacer más con menos.

“Lo primero que hay que pensar es dónde está tu mercado, qué servicio quieres dar y cuál es el precio que la gente está dispuesta a pagar”, recomendó Campos.

La búsqueda de alianzas estratégicas es otra de las sugerencias: con la formación de clusters, las empresas pueden aprovechar el transporte cuando envían sus mercancías hacia los mismos puntos, para maximizar el espacio y compartir los gastos.

El uso de tecnologías como sistemas GPS o WMA ayudan a procesar mejor los datos de la cadena. Hay proveedores que ofrecen el servicio de seguimiento de mercancías a través de Internet con sólo digitar una clave.

Mejorar los canales de distribución es otra opción. Algunas Pymes han desarrollado la técnica denominada “posposición”, con la cual envían productos no terminados que se ensamblarán en el punto de distribución al momento de la venta, indicó Campos.

También es importante capacitar al recurso humano, pues debido a que no se le considera estratégico para la operación, las empresas contratan a personal “barato” sin ver los costos futuros.

Claudia García, directora de Economía Digital de la SE, dijo que la logística debe ser usada por las empresas como “una herramienta para poder incrementar su productividad y su competitividad”.

Durante este año, la SE certificará a las Pymes con buena calidad logística, otorgándoles un sello de confianza que asegura a sus clientes que realizan las mejores prácticas en la cadena de abastecimiento.

Además, en conjunto con la Universidad Anáhuac, la SE creó www.dnalogistik.com para que las empresas se “evalúen y auto-diagnostiquen”, comentó García.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ana Paula Flores