Maiceros pierden alrededor de 225 mdp

Foto: El Economista

Esto como consecuencia del decreto que permite importar el grano sin aranceles: ASERCA

Los productores de maíz nacionales dejaron de ganar alrededor de 225 millones de pesos, como consecuencia de la aplicación de un decreto en 2008 que permitía importar el grano desde cualquier parte del mundo sin arancel, vía por la que ingresaron de Sudáfrica 900,000 toneladas.

Así lo dio a conocer Baltazar Hinojosa, director en jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA), luego de que el gobierno federal anunciará modificaciones en la importación de grano que en la actualidad experimenta una caída de 50% en su precio.

Al respecto, el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, dijo que junto con la Secretaría de Economía visualizan “los siete principales productos que tienen que ver con la mayor demanda de los mexicanos: maíz, sorgo, trigo, azúcar, frijol, huevo y pollo”.

En los dos primeros productos “es donde tenemos un mayor grado de problema de mercado y son los que atiende la modificación a la Ley de Impuestos Generales a la Importación”, detalló.

En conferencia de prensa, el titular de la SAGARPA subrayó que esta medida –la cual considera un arancel de 20% al maíz y 15% al sorgo; lleva un “mensaje muy claro para todos aquellos comercializadores y acopiadores, que sepan que primero tienen que comprar el producto a los productores mexicanos”.

Informó que los mercados de futuros y las expectativas de producción en los últimos dos ciclos, con una buena capacidad de agua en las presas y mantos acuíferos, permiten prever una buena producción de granos, un 30% más, lo cual garantizará el abasto interno.

Precio se mantiene al consumidor

Martínez y Martínez reconoció que en dos años se ha reducido el precio de maíz a menos del 50% del valor para el productor, y sin embargo, los productos al consumidor, derivados del maíz blanco, no han sostenido ninguna reducción, como es el caso concreto de la tortilla, de la harina de maíz y del nixtamal, lo cual afecta de una manera muy seria a los productores.

“Es muy difícil que retroceda (el precio) pero cuando menos que se mantenga, enfatizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez, El Economista