Los cinco tipos de papás de acuerdo a su trabajo

Foto: Especial

El trabajo y los múltiples deberes, provocan que millones de padres no dediquen mucho tiempo de calidad a sus familias,

El trabajo, las horas que se invierten en el transporte y los múltiples deberes, provocan que millones de padres no dediquen mucho tiempo de calidad a sus familias, lo que genera culpa y tristeza.

De acuerdo a una reciente investigación publicada en el Journal of Marriage and Family, 48% de los padres manifestaron no pasar tiempo suficiente con sus hijos, a diferencia de 26% de mujeres que actualmente trabajan.

A pesar de que el avance tecnológico permite a miles de ejecutivos realizar tareas desde su casa o cualquier lugar, en la mayoría de los casos las exigencias son demasiadas que implican estar casi 24 horas los siete días de la semana laborando o pensando en los pendientes que deben hacer en los siguientes días.

Ante esto, millones de padres sufren crisis nerviosas e incluso se preguntan si están siendo buenos padres, si pasan el tiempo suficiente con los hijos o si el trabajo está generando problemas en sus relaciones en el hogar.

Si bien el perfil de los papás trabajadores varía de acuerdo a su profesión, hay cinco que son los más comunes, de los cuales en algunos es más complicado hacer un balance entre la vida profesional y familiar.

Padre ausente

Es famoso por decir que siempre llegará tarde a casa a pesar de que trata de no pasare muchas horas en la oficina.

Usualmente invierten más de 45 minutos en el traslado del trabajo a la casa de ida y vuelta, lo que ocasiona que cuando lleguen con su familia, estén estresados y agotados.

Su principal anhelo es trabajar desde casa para pasar más tiempo con su familia.

Padre viajero

Siempre está en diferentes lados para ver a sus clientes ya sea en su misma ciudad o en diferentes e incluso otros países.

Generalmente atiende citas o llamadas en cafeterías o lugares donde hay mucho ruido y problemas para concentrarse.

Por el trabajo, suele llegar tarde a casa cuando su familia duerme. Por ello, prefiere un lugar donde pueda trabajar sin distracciones, pero cerca de casa.

Padre invisible

Trabaja en diferentes ciudades y siempre está en el aeropuerto o centrales de autobuses.

Sus hijos, lo ven más por videoconferencias que en vivo, lo que le genera un gran remordimiento por no estar presente en la vida de sus hijos como cumpleaños o festivales escolares.

Padre hogareño

Es aquel que trabaja desde casa, algo muy común de una persona freelance y aunque parece ser una gran ventaja al principio, a la larga no lo es tanto.

A pesar de que siempre está presente para sus hijos, debe estar al pendiente de la computadora, tableta y teléfono, además de que puede molestarse por los ruidos de llanto o juegos de los hijos cuando se encuentra en una llamada importante.

Por ello, prefiere trabajar fuera de casa, pero sin alejarse mucho de su hogar.

Súper papá

Parece el papá perfecto porque siempre está al pendiente de sus hijos como de las tareas y actividades deportivas, además de que habla frecuentemente con los profesores.

Siempre se las arregla para llevar a los hijos a la escuela, procura no estar apegado al teléfono.

La razón de que pueda con ello es que sabe administrar su tiempo y tiene un esquema de trabajo flexible. Le disgusta que la mayor parte del tiempo, que el trabajo flexible solo se aplique a las mamás trabajadoras y desea que en las actividades escolares pudiera encontrarse con más papás.

Lo más importante es tratar de mantener un equilibrio. El reto es buscar un esquema de trabajo flexible que permita tiempo de calidad con los hijos.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.