Lo difícil es conservar el empleo

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, reconoció que no habrá suficientes empleos para los próximos años y será hasta el 2012 cuando se alcancen cifras de 800,000 plazas.

Ante ese panorama, originado por la crisis económica y financiera, el objetivo fundamental, enfatizó, es salvaguardar los empleos existentes, por lo que no se debe caer en la tentación de pedir la elevación de los ingresos de los trabajadores.

En comparecencia ante la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados, el funcionario expresó que “a nosotros nos tomó mejor parados la crisis mundial, hoy seguimos generando empleos, no es para conformarse”.

En su momento, los legisladores exigieron a Lozano Alarcón que en la próxima revisión de salarios mínimos, éstos se eleven 6% conforme a las estimaciones de inflación que ha emitido el Banco de México.

Sin embargo; Lozano hizo un llamado a “no caer en la tentación de exigir mejores niveles de ingreso cuando lo que está en riesgo es la propia planta laboral. No retemos a la inflación con aumentos salariales artificiales y no correspondidos con la productividad, pues lo único que provocarían es una espiral”.

Asimismo, adelantó que los 372,000 empleos que se estimaron crear el próximo año tampoco se van a cumplir.

Crecimiento, aunque poco

Aun con ello, el secretario del Trabajo dijo que el panorama es mejor que en otras épocas de crisis, pues en el sexenio del presidente Ernesto Zedillo se perdieron 300,000 empleos; en tanto que en la actualidad, en plena crisis, México generó en septiembre alrededor de 53,000 plazas nuevas.

“En tiempos de crisis, el crecimiento económico podrá parecer mediocre pero, finalmente, es crecimiento. Los empleos creados en la economía formal podrán ser insuficientes pero, después de todo, hay creación y no pérdida de empleos. La tasa de desocupación podrá parecer elevada y, sin embargo, es la más baja de la región”, argumentó.

[email protected]

Con el prestigio de El Economista

Visita: www.eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez