Liderazgo autoriatario, el más común en las empresas

Foto: Especial

Insatisfechos 40% de los mexicanos con la dirección de su jefe: Kelly Services

En México 45% de los empleados están insatisfechos con el estilo de liderazgo de sus jefes, y sólo 5 de cada 10 se sienten inspirados por sus superiores para dar lo mejor de sí en el trabajo, según la última encuesta de fuerza laboral realizada por Kelly Services, consultora líder en soluciones de recursos humanos.

A nivel mundial 62% de los empleados están inconformes con el estilo de liderazgo de sus actuales jefes y, es que, aunque 24% prefiere a los líderes democráticos, 3 de cada 10 son autoritarios.

Sergio Gómez-Luengo, Vicepresidente para Latinoamérica de Kelly Services, afirmó que el liderazgo también requiere de visión, rendimiento, habilidades técnicas, y en muchas ocasiones se trata más de “lo que funciona” para cada empresa.

Los resultados son parte de la Encuesta Internacional de Empleos de Kelly Services (Kelly Global Workforce Index), que obtuvo el punto de vista de aproximadamente 170,000 personas en 30 países, incluyendo más de 11,000 en territorio nacional.

En el ámbito de los negocios, los líderes luchan por promover la productividad en el lugar de trabajo a través del uso de nuevas tecnologías y capacitación, así como diversas herramientas para el desarrollo de la fuerza laboral, pero en ocasiones esto no es suficiente, y no logran transmitir los mensajes clave a su equipo de trabajo, por ejemplo, 4 de cada 10 empleados no creen en la misión de su empresa o no la conocen, y únicamente 62% cree que su jefe está tratando de llevar acabo su visión de negocio.

Los estilos de liderazgo democrático, empático, de empoderamiento y visionario, son los preferidos por 81% de los empleados a nivel mundial, sin embargo, sólo 4 de cada 10 afirma tener alguno de estos líderes en su lugar de trabajo.

El liderazgo Democrático favorece el involucramiento del equipo, busca que las decisiones se tomen en conjunto y las instrucciones se dan hasta después de consultar al grupo, y aunque es el estilo preferido por el 24 por ciento de los empleados, solamente el 12 por ciento lo encuentra en su actual lugar de trabajo”, comentó Gómez-Luengo.

Agregó que los trabajadores perciben el liderazgo autoritario como el estilo más común pero el menos deseado, ya que este tipo de líderes busca que los empleados simplemente sigan a los directivos, lo cual resulta un problema para las empresas que intentan promover el trabajo colaborativo.

Por su parte el liderazgo de empoderamiento permite al personal tomar decisiones directas, haciéndolo responsable, y aunque la encuesta reveló que 20% prefiere esta clase de líderes, solamente 12% lo tiene. En preferencias, le sigue el liderazgo empático, el cual busca que los empleados se sientan comprometidos, valorados y guiados al éxito. Y por último el estilo visionario, que da un panorama que posibilita la cohesión progresiva y la visión compartida.

Los resultados de la encuesta también mostraron que:

  • Los empleados más satisfechos con el estilo de liderazgo de sus superiores son la Generación Y con 40%, seguidos de la Generación X y Baby Boomers, ambos con 37%.
  • Sólo 38% de los empleados que nos son profesionistas está satisfecho con el estilo de liderazgo de sus actuales jefes.
  • Un 73% de los mexicanos habla con otros de las empresas en las que labora.
  • Las industrias con los empleados más satisfechos con sus líderes son: Negocios (45%), Educación (44%), y Tecnologías de la información (43%).
  • Las industrias con los empleados menos satisfechos con sus líderes son: Retail (39%), Transporte / Distribución (37%), y Viajes / Ocio (37%).
  • Para obtener mayores resultados de la encuesta, visita: este link en youtube.com

Existe una brecha entre lo que los empleados quieren y lo que las empresas pueden ofrecer, lo cual está afectando la productividad, por lo que las organizaciones deben cuestionarse si el estilo de liderazgo que están utilizando es para una fuerza de trabajo multigeneracional y multicultural, además de cómo pueden fomentar más el trabajo colaborativo.

Gómez-Luengo concluyó que los empleados que no están obteniendo lo que quieren de sus empresas, también deben preguntarse cómo pueden afrontar con sus jefes aspectos como: qué hacer cuando no estén hablando el mismo idioma, cómo ganar mayor responsabilidades en el trabajo, cómo mejorar sus habilidades de liderazgo y cómo obtener mayor inspiración en su actual empleo.

Con información de Kelly Services

[email protected]

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción