Ley Antilavado provoca inquietud entre los joyeros

Archivo/Eleconomista.mx

Los clientes podrían sentirse vigilados e inseguros: CRIJPEJ

Guadalajara.- Ante la inminente entrada en vigor de la llamada Ley Antilavado el próximo 17 de julio, la Cámara Regional de la Industria de Joyería y Platería del Estado de Jalisco (CRIJPEJ), emitió un pronunciamiento para que el reglamento de la legislación no afecte la actividad empresarial.

El presidente del organismo, Miguel Cotero Ochoa, advirtió riesgo de afectación en las ventas por el hecho de que los clientes se sientan vigilados e inseguros, ante la obligación de presentar identificación oficial y comprobante de domicilio cuando realicen compras mayores a 50,000 pesos en efectivo.

El dirigente del sector indicó que la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita establece un esquema de identificación y seguimiento a las operaciones económicas inusuales en la compraventa de productos y servicios de varios sectores, entre ellos la joyería.

Nos están pidiendo que identifiquemos las operaciones arriba de 50,000 pesos en el caso de la industria de joyería", subrayó Cotero, y añadió que la nueva ley, les obliga asimismo a dar aviso a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre cualquier operación en efectivo superior a los 100,000 pesos.

No obstante que las gestiones realizadas por la cámara joyera lograron modificar los montos establecidos inicialmente en la legislación -identificar y reportar operaciones a partir de los 20,000 pesos en efectivo-, su presidente advierte una sobrerregulación en la misma.

Por lo pronto, la cámara joyera ofreció capacitación a sus agremiados sobre la nueva legislación toda vez que, según su presidente, existe desconocimiento de los joyeros acerca de las nuevas disposiciones.

Cotero Ochoa recordó que Guadalajara es considerada la Capital Joyera de América toda vez que Jalisco contribuye con 70% de la producción joyera del país. Actualmente, en el estado hay 1,500 puntos de venta en 17 centros joyeros.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Romo, El Economista