León se consolida como destino turístico

Archivo/Eleconomista.mx

La ciudad espera derrama de 256 mdp durante la temporada vacacional

El sector turismo en la ciudad de León, Guanajuato, desplazó a la industria del calzado en cuanto a empleos generados, al dar trabajo a 148,000 personas, contra 72,000 puestos.

La urbe ha logrado posicionarse como la principal potencia turística del estado, por encima de San Miguel de Allende o Guanajuato (capital), ya que le representa a la entidad 62% del Impuesto Sobre Hospedaje recaudado y 51% de su Producto Interno Bruto turístico.

Así, durante el 2012, la derrama económica dejada por el turismo en León creció 12% en comparación con la del 2011, para cerrar con 17,500 millones de pesos, asegura en entrevista Manuel López Santamaría, director de Turismo municipal.

“Hemos ido creciendo rápidamente y estamos teniendo resultados que nunca habíamos visto. Hay estados completos que no ven la mitad de esto”, dice.

En tanto, el 2013 les pinta de muy bien con los resultados obtenidos hasta el momento, por lo que esperan sostener el mismo ritmo de crecimiento, sin embargo, añade que no resulta fácil llegar a esta meta cuando el promedio de crecimiento de los destinos turísticos mexicanos ronda en 3 por ciento.

De acuerdo con el funcionario, el primer trimestre del 2013 ha sido el mejor en la historia de León en materia turística, particularmente gracias a un crecimiento de 28% en la asistencia al Rally de Guanajuato con respecto a la edición pasada, dejando una derrama de 320 millones en el municipio.

Además, para la temporada de Semana Santa esperan una derrama por 256 millones, una variación anual de aproximadamente 15 por ciento.

Promoción efectiva

Sin ser un destino de sol y playa, “toda la labor de promoción que se realiza se está traduciendo en mayor derrama y afluencia de visitantes, pero sobre todo un reconocimiento de la marca León a nivel nacional e internacional. La gente ya nos cree que somos un destino turístico”, comparte.

Comenta que, con anterioridad, la ciudad era vista como un centro industrial de cuero y calzado, así como de productos agropecuarios; no obstante, gracias a una continua política estatal y local –iniciada en pasadas administraciones y continuada por la presente- se ha logrado posicionar al destino como una opción competitiva de esparcimiento, compras y congresos y convenciones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez, El Economista