Kidzania y Fijifilm, dos veteranas de las MEM

Pilar Ruiz de Chávez, directora del programa MEM. Foto: Especial

A consideración de expertos de Deloitte, Citibanamex y del Tecnológico de Monterrey, 78 organizaciones conforman el selecto grupo de las Mejores Empresas Mexicanas (MEM), que cada año trabajan para ser más competitivas. Son en su mayoría de compañías familiares (70%), y del total 13 se estrenaron en el club y 19 llevan seis años en labor de mejora continua.

Pilar Ruiz de Chávez, directora del programa MEM explicó que, tras un “check up” integral, las empresas trabajan en cinco pilares: qué hacen para aumentar sus ingresos (nuevos productos, clientes, mercados), cómo controlan su estructura de costos y gastos; administración de activos para un mayor rendimiento; qué hacen para existir mañana (excelencia operativa, gobierno corporativo, planeación estratégica, procesos documentados, administración de riesgos).

El quinto pilar es la administración de talento. Fue ése el tema que trabajó Kidzania este año. La franquicia de centros de entretenimiento infantil, presente en 19 países, no se duerme en sus laureles, por lo que trabaja en programas de desarrollo de su capital humano.

“Nuestra área de oportunidad este año pasa porque la gente esté contenta. Tenemos que subir nuestro ingreso, darles un mejor lugar -para trabajar- un mejor desarrollo con planes de carrera, que tengan mucho más claro que se les presenta para el futuro”, explica en entrevista Javier López, director general de Kidzania.

Luego año tras años con aperturas de franquicias en diversos países, la empresa mexicana tomará un respiro en su expansión internacional, para afianza algunos programas como el curso de emprendimiento en sus tres sedes de la Ciudad de México. En 2018 retomarán la actividad con la apertura de Kidzania Guadalajara y dos unidades más en Dallas y Texas, indica el directivo.

Xavier López expone dos razones para participar en MEM: el trabajo de consultoría y la retroalimentación que reciben de expertos cada año y reconocimiento que significa para los colaboradores de la empresa.

Dentro de los pilares que Kidzania trabaja está la oferta de contenido para las nuevas generaciones. “Los niños cada vez más nos demandan que quieren ser blogueros, programadores y animadores, y nuestro reto es crear ese concepto e incorporarlo no solo a los Kidzanias que están abriendo, sino en los que ya están operando”.

La reinvención

Con casi ocho décadas de existencia, Fujifilms es una empresa que ha enfrentado con éxito los cambios tecnológicos en la fotografía digital y, que de vender rollos para fotografía análoga diversificó su fuente de ingresos con 10 divisiones especializadas, lo que le ha permitido mantener crecimientos de doble dígito.

En México, la firma japonesa tiene 54 años. Participar cada año en el programa MEM le ha permitido “hacernos más profesionales día con día”, sostienen María de Lourdes Giraud, vicepresidenta de Administración y Finanzas de Fujifilms México.

“El proceso de las MEM tiene un fundamento principal: la mejora continua. Cada año hacen innovaciones, preguntan otro tipo de cosas, se van en diferentes tópicos y eso nos permite mostrar nuestras innovaciones”, comparte la ejecutiva.

Entre las nuevas vertientes de negocio de Fujifilm y que ayudó a avanzar en las MEM destacan cámaras, sistemas médicos (endoscopía, ultrasonido, mastografía, radiografía, química sanguínea), artes gráficas, sistemas de impresión (es back office en Cotsco, Liverpool y Palacio de Hierro), magnéticos y cine profesional.

Son líneas “en las que ya se venía trabajando desde antes del diagnóstico de Deloitte, pero creo que eso nos ayudó a que nos pusieran palomita desde el primer año, porque todo el mundo pensaba que éramos una empresa en extinción”, comenta la ejecutiva y afirma que la retroalimentación de los expertos del MEM ha sido muy importante.

Como empresa familiar, Fijifilm trabaja en el desarrollo de las habilidades gerenciales de la tercera generación de Giraud que tomarán el timón de la compañía mexicana.

“Pasar de la primera a la segunda generación fue sencillo, mi papá fue fundador y mi hermano y yo trabajamos en la organización. El asunto es cuando viene la tercera generación, para que subsistan, las empresas se concentran en una familia, y en nuestro caso tenemos a tres de los hijos de mi hermano Enrique en la organización. Hay que entrar en un proceso de sucesión serio, definición de protocolos y empezar a ceder y entrenar a la siguiente generación para que tome el mando”, indica en entrevista.

Además del trabajo con Deloitte, la compañía ha trabajado en el desarrollo de productos con alumnos del Tecnológico de Monterrey y en temas de financiamiento y derivados con Citibanamex.

“Somos una empresa dolarizada y con el tipo de cambio tan delicado… Banamex no ha asesorado mucho para la compra de opciones, derivados y otros elementos financieros complejos, que nos permiten protegernos contra el tipo de cambio”, concluye.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.