IP quiere un gobierno abierto y transparente

Líderes empresariales pidieron una clara rendición de cuentas en las compras estatales y municipales. Foto: El Economista

En México confundimos transparencia con integridad; el exceso de transparencia puede ser cinismo: Eduardo Bohórquez

La capacidad de sistematizar la información para hacerla accesible a la población, de desarrollar mejores plataformas tecnológicas para su procesamiento y de involucrar a la sociedad en su correcta utilización es lo que llevará al país de una política de transparencia a la conformación de un gobierno abierto, coincidieron expertos en el Foro CompraNet Inteligencia de Mercado (IM), organizado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y El Economista.

Si subimos información en open data solamente es transparencia, pero si no hay un involucramiento cívico y una comunicación de dos vías, no existe un gobierno abierto”, dijo el presidente de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez.

Advirtió que si bien hace falta que se sigan impulsando reformas y actualizaciones por parte de las instituciones, para transparentar la información, también es necesario un cambio de mentalidad de la sociedad, para aprovechar el potencial que ofrece la tecnología, con la posibilidad de exhibir los datos abiertos que permitan encontrar soluciones para las dos partes involucradas.

Hay que generar confianza

El coordinador de Enlace de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Edmundo Salas, advirtió que para lograr que los instrumentos del gobierno abierto puedan tener un impacto en la participación creciente de la ciudadanía se tiene que generar un proceso de confianza.

En ese sentido, dijo que se necesitan fortalecer los esquemas de formación y de cambio cultural de los servidores públicos, para que no solamente la SFP, sino todas las dependencias del gobierno federal, con las entidades y municipios, puedan armonizar ese proceso y comprometerse a avanzar en la apertura de datos y de los mecanismos que los generan.

“Estamos en una etapa de transparencia de la gestión legal de la información, pero los ciudadanos todavía tenemos que hacer una serie de trámites, casi judiciales, para arrancarle información a las instituciones. Las autoridades deben cambiar la visión hacia un gobierno abierto”. Explicó que de los 900,000 millones de pesos de gasto gubernamental que se reportan al año, 70% corresponde a compras del gobierno federal, pero falta mayor transparencia por parte de las administraciones estatales y municipales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ricardo Alonso, El Economista