Inyectan $127 millones a turismo médico de NL

Archivo/eleconomista.mx

Las inversiones en salud en la entidad ascenderán a 400 millones de dólares.

Monterrey, NL. El clúster de turismo médico de Nuevo León recibirá 127.1 millones de pesos a través del Acuerdo Estatal por el Turismo, con el que se impulsarán diversos programas de infraestructura.

Al participar en el Foro Nacional de Turismo, Gloria Guevara y José Ángel Córdova, secretarios de Turismo y Salud, respectivamente, manifestaron que el objetivo es atraer un mayor turismo de salud de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, ambos se comprometieron a impulsar el turismo médico en nuestro país, al coincidir en que es necesario incrementar el número de hospitales y personal especializado certificado.

Durante la firma del Acuerdo, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, aseguró que entre el 2011 y el 2012 las inversiones en la industria de la salud ascenderán a 400 millones de dólares para el fortalecimiento de una ya consolidada infraestructura médica -con 65 instituciones médicas privadas, una fuerza laboral de 40,000 empleados en ese sector y 8,000 especialistas médicos-, además de contar con el primer clúster de salud a nivel nacional.

Buenas expectativas para el país

“Nos queremos enfocar en turismo médico, integrar esta oferta coordinada entre hospitales y hoteles, impulsar la certificación y enfocarnos a la promoción, diseñar los paquetes turísticos más atractivos para este tipo de turistas, principalmente atraer turismo de salud de Estados Unidos”, dijo José Ángel Córdova.

En este sentido, comentó que México tiene un gran potencial, ya que a nivel mundial son 40 millones de turistas los que viajan a otro país para realizarse algún tratamiento o procedimiento médico, todo esto con una derrama a nivel internacional de 50,000 millones de dólares.

Según él, el mercado es muy amplio, tan sólo de EU viajaron 750,000 personas a realizarse tratamientos médicos al extranjero y para el 2012 se estima que más de 1.6 millones de estadounidenses acudirán a atender su salud.

Mencionó que en México, de acuerdo con las cifras más recientes, el turismo de salud representó una derrama de 4,500 millones de dólares en el 2009; sin embargo, 95% fue turismo nacional, el porcentaje restante fue de visitantes extranjeros.

“Cada vez hay una mayor demanda de servicios médicos en México debido principalmente al menor costo, a la infraestructura médica competitiva, a la certificación de hospitales y personal especializado reconocido; sin embargo, tenemos un compromiso de promoción muy focalizada”, puntualizó.

Para ello, el funcionario se pronunció en favor de crear un consejo consultivo de turismo en salud, como una iniciativa para fortalecer la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y la Iniciativa Privada.

Agregó que el tema de la certificación no es algo nuevo en México, ya que se inició desde hace varias décadas y a nivel nacional existen más de 70 hospitales certificados, destacando el Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León como los destinos como mayores instituciones acreditadas.

La Secretaría de Turismo destacó que actualmente México se encuentra en el décimo lugar como destino turístico, de acuerdo con indicadores de la Organización Mundial de Turismo, con 22.4 millones de visitantes por turismo en el 2010, una participación de esa actividad de 9% en el PIB nacional, 2.5 millones de trabajadores directos y 5 millones de empleos indirectos.

La inseguridad continúa afectando

Por otra parte, hoteleros de Nuevo León han denunciado que desde el 2010 tienen una ocupación por abajo de 50%, ocasionada por diversas razones, pero en mayor medida por la inseguridad, declaró Miguel Ángel Cantú, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León.

Comentó sobre la situación que se vive en la entidad, que hace cinco años Monterrey era considerada la ciudad más segura de Latinoamérica, pero esa percepción ha cambiado y “ahora nos comparan con lugares de guerra. Tenemos que ser realistas, tenemos un gran estado, por eso tenemos que trabajar parejo”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Armando Torres y Pilar Martínez, El Economista