Interesa a más científicos comercializar investigación

Foto: Especial

A poco menos de un año de que se eliminaron los candados para que los investigadores del sector público pudieran vincularse con las empresas, se observa una tendencia hacia la figura del investigador-empresario, indicó Miguel Ángel Margáin, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Las reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología y a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, para fomentar una mayor vinculación de los científicos mexicanos con el sector productivo “ha sido un gran cambio”, consideró el funcionario, entrevistado durante la jornada “El reto de sensibilizar y concienciar a la pyme en materia de propiedad intelectual”, celebrada en la Cámara de Comercio Española.

El investigador no solo recibe regalías, sino que el centro de investigación público puede comercializar sus investigaciones, ya sea por patente o modelo de utilidad, agregó.

Va a cumplir un año -la reforma- y sí y hay una tendencia hacia el investigador-empresario. Son investigaciones serias, de mucho tiempo, pero sí vemos esa dirección”, señaló.

Margáin no proporcionó cifras sobre esa tendencia, en cambio, dijo que los investigadores no solo están utilizando el sistema internacional patentes, sino otras herramientas como el programa de aceleramiento de éstas. México es el único país de América Latina y uno de los cinco del mundo (Estados Unidos, China, Corea, Japón y en Europa), que cuentan con este programa, recordó el funcionario.

Reciben más solicitudes de marcas y patentes

Miguel Ángel Margáin estimó que el IMPI cerrará este año con un incremento superior al 10% en las solicitudes de marcas y de 1 a 1.5% en el de invenciones, que engloba patentes, modelos de utilidad y diseño industrial.

El último trimestre es atípico, por razones del solicitante y por experiencia nuestra, en el último trimestre de año es cuando más solicitudes se presentan, y de manera particular en la última semana laboral del IMPI es cuando comienzan a llegar más requerimientos”, comentó.

De acuerdo con datos proporcionados por el IMPI, de enero a septiembre de 2016, se recibieron 16,441 solicitudes de invenciones. En cuanto a patentes, uno de los tres rubros de invenciones, hasta junio se había solicitado 542. En el 2015 la cifra ascendió a 1,364 solicitudes.

La Ciudad de México es la más activa en requerir el registro de invención (462), seguida de Jalisco (254) y Nuevo León (252), Estado de México (152) y Guanajuato (100).

De enero de 1993 a junio del 2016, el IMPI otorgó 4,254 patentes en diferentes áreas tecnológicas, siendo las de artículos de uso y consumo las de mayor cantidad (1,455). De enero a junio, el Instituto también otorgó 68 registro de modelo de utilidad y recibió 740 solicitudes de diseño industrial.

En cuanto a marcas, el IMPI recibió de enero a septiembre de 2016, unas 110, 850 solicitudes.

En junio, México llegó a un millón de marcas registradas vigentes, lo que lo convirtió en el novelo país del mundo con este tipo de signos distintivos “y eso te habla de una sociedad consumista, que compra por marca”, señaló el funcionario.

Finalmente, Margáin resaltó que la ciudad de México ha decrecido en número de solicitudes, debido a que los usuarios ahora acuden a hacer sus peticiones en las oficinas regionales y las delegaciones de la Secretaría de Economía.

Nota del editor. Actualiza cifras de solicitud de marcas e invenciones en lo que va del año.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario