Informalidad, a la cabeza en nuevos empleos

Foto: Archivo/El Economista

Pareciera que el mercado de trabajo del país está condenado a generar empleos de mediana calificación, con salarios bajos y nulas prestaciones sociales: UNAM

El principal generador de empleo en el país es la informalidad, cuya tasa es de 59% y se ha mantenido en esos niveles desde el 2009, lo que “refleja que estructuralmente la informalidad tiene la mayor parte de la ocupación en México”, afirmó José Luis de la Cruz, director del Departamento de Economía y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey.

Alfonso Bouzas, especialista laboral del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, dijo que una reducción del desempleo obliga a revisar en dónde y cómo se están empleando las personas, pues la precariedad laboral va en aumento y “pareciera que el mercado de trabajo del país está condenado a generar empleos de mediana calificación, con salarios bajos y nulas prestaciones sociales”.

Los especialistas coincidieron en que a pesar de las políticas para formalizar el empleo, que de acuerdo con el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, se logró la formalización de 300,000 empleos en el 2013, lo cierto es que “no son suficientes, pues el ritmo de la informalidad es mayor al momento en que crece la demanda de trabajo”, dijo De la Cruz.

El sector informal trae un incremento de 196,000 plazas en el cuarto trimestre del 2013 y “vemos que a pesar de las condiciones precarias se generó ocupación, con una calidad inferior, y aspectos como la reforma laboral no tuvieron éxito, al menos en el primer año, para generar el bienestar que se dijo”, agregó el especialista del Tecnológico de Monterrey.

Buscan hasta tres ingresos

Asimismo, los especialistas consultados destacaron que la subocupación, en donde están 4.1 millones de personas y que representó 8.2% de la población ocupada, marca la necesidad de las personas de buscar una segunda y hasta tercera fuente de empleo; pues un solo empleo no cubre las necesidades de las personas, sobre todo en sus ingresos.

Héctor Márquez, director comercial de Manpower Group, comentó que el riesgo de fijar salarios por debajo del mercado formal, es decir, sin seguridad social y prestaciones de ley, puede dificultar que se ocupen ciertas posiciones dentro de la organización, además de una alta rotación de personal.

Lo que viene en el 2014

Para los primeros meses del año, los pronósticos de los especialistas son que se van a mantener la tasa desocupación en niveles similares, “porque las inercias van a la baja en la actividad industrial, en algunos sectores como la construcción y la manufactura”, dijo De la Cruz. Agregó que de enero a marzo no existirá una gran contratación de personal y se esperan tasas de desempleo entre 4.6 y 4.9 por ciento.

Especialistas de recursos humanos dijeron que si se realizan contrataciones en el primer trimestre del año, serán las necesarias, pues “las empresas aún se encuentran ante la expectativa de los cambios hacendarios; están en un proceso de ajuste y de encontrar las mejores alternativas para no impactar a su personal, ni la generación de empleo”, destacó Pedro Borda, director de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos.

[email protected]

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez, El Economista